En privado

En México, la elección más cara del mundo

No te bajes a su nivel, porque

ahí te ganan. Florestán

 

El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó su proyecto de presupuesto para 2015, en el que habrá elecciones federales intermedias (Cámara de Diputados) y 17 elecciones locales; de ellas, nueve para gobernadores.

El monto de su partida para el año que viene es el más alto del que se tenga registro desde la fundación del IFE, con 18 mil 572 millones de pesos, que hace a nuestra democracia la más cara del mundo.

En 2009, las pasadas elecciones intermedias, el IFE ejerció un presupuesto de 12 mil 801 millones de pesos, 3 mil 730 millones para los partidos y 8 mil 450 para su operación; en 2012, con elección presidencial, el presupuesto subió a 15 mil 953 millones de pesos, de los que 5 mil 292 fueron a los partidos y 10 mil a la operación del instituto. Y para 2015, de los 18 mil 572 millones de pesos aprobados, 5 mil 355 serán para los partidos y 13 mil 217 para el INE.

Es decir, el presupuesto IFE-INE pasó de 2009 a 2012 de 12 mil a casi 16 mil millones de pesos, un 30 por ciento más; y de 2012 a 2015 irá de esos casi 16 mil millones de pesos, a 18 mil 600, un incremento de 16 por ciento.

Pero la comparación se tiene que hacer de intermedia a intermedia, de 2009 a 2015, donde el salto en el costo de las elecciones va de 12 mil 180 millones de pesos a 18 mil 592, un 55 por ciento más.

Ahora, si tomamos el monto del presupuesto de la elección de 2009 entre el número de votantes, el costo promedio por elector es de 346 pesos, 26 dólares al tipo de cambio de 13 pesos. Pero sí el costo se hace con la base del padrón electoral de 77 millones 800 mil ciudadanos inscritos, el costo promedio por cada uno es de 153 pesos, lo que, visto de otro modo, significa que el costo para el erario por cada ciudadano que no votó fue de 192 pesos, por donde se vea, el voto más caro del mundo y la elección, le decía, más cara del mundo.

Retales

1. Terminal. Ahora resulta que la Terminal 2 del Aeropuerto Benito Juárez se está hundiendo y rescatarla costará mil millones de pesos, la mitad del costo total de la obra inaugurada hace seis años;

2. Limbo. El futuro de la Secretaría de la Función Pública, que vive un limbo político y está a cargo del subsecretario Julián Olivas Ugalde, podría dar un vuelco si prospera la iniciativa de la Fiscalía Anticorrupción. De lo contrario, pasará como subsecretaría a Hacienda, a cargo de Luis Videgaray; y

3. Alianza. Cuando se suman dos perdedores el resultado es perder. Esa es la riesgosa apuesta que está haciendo el PRI con el PAN, para las elecciones del año que viene en el Distrito Federal y, más aún, para las de jefe de Gobierno en 2018. Esos dos partidos no existen en la Ciudad de México, nunca han existido y así, aliados, solo sumarán sus carencias, su perder-perder.

Nos vemos el martes, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com