En privado

Martí: la impunidad judicial

¡Ah, la justicia! Esa prófuga de la verdad.Florestán

 

Ayer se cumplieron seis años de aquella mañana del 4 de junio de 2008, cuando Fernando Martí, de 14 años, circulaba en su coche por avenida Revolución, en terrenos de Ciudad Universitaria, y un retén de agentes de la AFI le hizo el alto. El chofer se detuvo y los falsos policías se llevaron a los dos.

El 1 de agosto encontraron su cadáver.

Coincidiendo con el aniversario, a seis años de distancia y a cuatro de haber iniciado el proceso penal contra los secuestradores y asesinos, este martes, la juez del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal del Distrito Federal, Olga Estrever Escamilla, determinó reponer todo el proceso, en vísperas de la sentencia, porque el agente del Ministerio Público no firmó la declaración del secuestrador, Javier Noroña Guerrero, un ex agente de la PGR durante 21 años, en lugar de reponer la firma o de llenar la laguna procesal, como es obligación judicial.

Ahora todo comenzará de nuevo, otro proceso de otros cuatro años por un delito cometido en 2008 que se resolverá, cuando menos, diez años después, en 2018.

Y con la reposición del juicio vendrá la reposición del tormento para los familiares de la víctima, la reconstrucción, volver a encarar al asesino, volver a escuchar sus mentiras, su voz, constatar su impunidad.

Yo no entiendo cómo es que cuando se habla de la gran reforma penal, del endurecimiento de las penas para los secuestradores que, en casos, alcanzan hasta los 140 años, el Poder Judicial vea, ajeno, como se comete esta injusticia burocrática, y la tolere, cómplice.

Es inaceptable, a como se ve, que por la falta de una firma, que retrata el descuido del titular del juzgado, responsable de la forma y fondo del proceso, anule un juicio que lleva cuatro años y en la etapa de la sentencia ordene que se inicie otra vez.

De nada servirán endurecimiento de penas y reforma penal si no se erradican las fallas en las instituciones encargadas de procurar e impartir justicia, porque ni la procuran, ni la imparten, anulando el concepto esencial de esa justicia que niegan que ni es pronta, ni es expedita ni es, insisto, justicia.

RETALES

1. Tula. El proyecto de la nueva refinería de Tula fue archivado al priorizarse la reconfiguración de la actual, como me confirmó ayer Emilio Lozoya;

2. Cortina. Menos mal que el partido México-Portugal, mañana en Boston, es a las 7 de la tarde tiempo de Lisboa y para esa hora el presidente Peña Nieto estará volando a Roma. De haber sido antes, habría tenido que posponer la visita, como plantean algunos senadores para las reformas; y

3. Burla. Ayer el titular de la Seduvi, Simón Neumann, el delegado Víctor Romo y un funcionario de la Autoridad del Espacio Público (?), reabrieron un tramo avenida Masaryk. Se tomaron fotos, dieron discursos, se fueron y la obra sin terminar.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com