En privado

Margarita, a ver quién la para

Desde su soberbia, quieren hacer de una acusación, sentencia.  Florestán


Cuando hablé con Margarita Zavala antes de las elecciones del domingo 5, me aseguró que estaría en la boleta presidencial de 2018 con el PAN o sin él

Eran los días de exclusión, largo desierto que ha recorrido desde que le cerraron el paso a la presidencia de su partido y a una candidatura a diputada federal, portazo que le abrió el camino para empezar a hablar, por la libre, de su proyecto presidencial y comenzó a recorrer todos los caminos, asistir a todos los foros, reunirse con todos los sectores y hasta convertirse, sin un solo spot, en la precandidata más competitiva no solo del panismo sino de los sin partido. En las encuestas competía con Miguel Ángel Osorio Chong, el priista más aventajado, Andrés Manuel López Obrador y superaba de calle a los panistas que ni juntos la alcanzaban.

Pero vino la jornada del pasado domingo y cambiaron los tableros: al interior del PAN, el resurgimiento de Ricardo Anaya al convertirse en el presidente de partido, dentro y fuera, más ganador de elecciones a gobernador, se llevó siete de 12, y hacia afuera, en la sacudida priista que lo llevará, al igual que al gobierno, a cambiar estrategia, discurso, relaciones y trato, cuando la guerra ha comenzado.

Aquí comenté que tras ese resurgimiento, Margarita debería revisar su estrategia de ir con él o por la libre, ya que un partido reposicionado con estructura, recursos financieros y spots fortalecería su candidatura, por la que hoy compite abiertamente con el reembobinado Anaya.

El lunes pareció confirmármelo cuando me dijo que no tenía Plan A ni Plan B, que solo tenía un plan: su partido, y me reiteró que su apuesta es el PAN y agregó: Estoy convencida de que voy a lograr convencer al PAN y a los panistas de mi candidatura.

Ahí está pues, con la de López Obrador, la candidatura presidencial más clara y abierta de todas.

Vamos a ver cómo operan al interior de su partido y cómo al exterior.

Hablo de nombres y de tiempos.

Retales

1. CORTE. El presidente de la Corte, Luis María Aguilar Morales, dio por concluida la implementación de la reforma penal federal, elaborada durante su gestión y con recursos propios, sin financiamiento de la Setec;

2. AUSENTE. La diputada panista por Cosalá, Sinaloa, Lucero Sánchez, no se presentó al proceso de desafuero, a diferencia, en su momento, de Jorge Díaz Serrano y el propio López Obrador, que se defendieron en tribuna; y

3. SIGUIENTE.  La atención electoral está puesta en el Estado de México, la más importante elección antes de la presidencial. Por el PAN empujan a Josefina Vázquez Mota, a ver si la acepta el PRD para la alianza, Yeidckol Polevnsky repetirá por Morena y la gran incógnita, de nuevo, es el PRI, donde sus opositores competirán, más que contra su candidato, contra el presidente Enrique Peña Nieto con la mirada puesta en el 18.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com