En privado

Mancera, la muerte y la mano de Dios

Desde ahora voy a morir viviendo.Florestán

 

La primera noticia llegó la tarde del viernes: Miguel Mancera había tenido un inconveniente durante un procedimiento médico programado para corregir una ligera arritmia cardiaca, una de esas intervenciones que duran menos de 40 minutos, de las que al día siguiente está uno en casa.

Sin embargo, en el correr de las siguientes horas, se empezó a armar el rompecabezas y era más y peor: había sido más que un inconveniente  y estaba en peligro de muerte: durante el procedimiento electrofisiológico para corregir una ligera arritmia, el aparato con el que la realizaban le perforó la aurícula y la aorta, lo que devino en una descomunal hemorragia interna, esa arteria desfoga cinco litros de sangre por minuto y el cuerpo tiene cinco litros y medio, lo que encendió todas las alertas.

De urgencia fue trasladado al quirófano donde se le practicó una intervención a corazón abierto, le rompieron el esternón, y le hicieron una derivación cardiopulmonar para soportar la presión.

El cardiólogo Carlos Riera Kinkel, quien estuvo al frente de la intervención durante casi siete horas, logró superar la crisis cardiaca y sacarlo adelante, en medio del peligro real de muerte, a eso de las 9 de la noche, ingresando al paciente a terapia intensiva en estado crítico, pero estable o al revés, estable pero en estado crítico.

Y al día siguiente, sábado, a menos de 24 horas de salir del quirófano, se dio la recuperación asombrosa, que califican de milagrosa: Mancera ya hablaba por teléfono con los suyos y por la tarde vio el América-Chivas en la televisión.

Así se resolvió una crisis médica que pudo haberse convertido en una grave crisis política, a quién poner en la Jefatura de Gobierno en estos momentos, propuesta que tiene que hacer el Presidente de la República, y que se resolvió por la pericia y oportunidad médica, la fortaleza del paciente y la mano de Dios.

RETALES

1. PORTABILIDAD. En una tan sospechosa como sorpresiva decisión, los integrantes del Ifetel  decidieron batear 90 días la portabilidad telefónica, pavimentando que el 1 de enero no entre en vigor la larga distancia gratuita, un negocio de 20 mil millones de pesos;

2. EJECUCIÓN. Cuando se confirmaba la consignación ante un juez civil de los siete militares acusados de las 22 muertes de Tlatlaya, en Nuevo León asesinaban al general Ricardo César Niño, coordinador de Seguridad de la Zona Norte de Tamaulipas, quien ya había sufrido un atentado el pasado día 10; y

3. BATEO. La Corte, como se esperaba, después de batear las consultas de la reforma energética, PRD y Morena, y del salario mínimo, del PAN, ayer desechó la del PRI sobre los plurinominales, temas que debería legislar el Congreso. Así en las elecciones del 7 de junio no habrá consultas lo que ahorra tiempo, dinero, logística y conflictos al INE.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com