En privado

Mancera, candidato de AMLO

Sobrevive a él mismo.Florestán

 

La semana pasada le documenté que todos los que han ocupado la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal, hasta 1997 departamento del gabinete presidencial, habían sido precandidatos presidenciales, incluido Carlos Hank González, que incumplía un requisito constitucional de ser hijo de padres mexicanos por nacimiento, lo que en tiempo de Carlos Salinas se reformaría, abriéndole la Presidencia a Vicente Fox.

Así, pasamos revista: Alfonso Corona del Rosal, Octavio Sentíes, el mismo Hank, Ramón Aguirre, Manuel Camacho Solís, Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard.

De todos, dos lograron la candidatura vía el PRD: Cárdenas, en 2000, y López Obrador, en 2006, que repitió en 2012 y buscará por tercera vez en 2018.

Esto se lo decía en relación con el caso Miguel Mancera, a quien esa posición lo convierte en precandidato presidencial, como todos sus antecesores desde los años 60 y hay quienes dicen que desde antes, con Fernando Casas Alemán (1946-52) y Ernesto P. Uruchurtu (1952-66).

La diferencia es que ahora hay una candidatura presidencial muy adelantada, la de López Obrador, confirmada por él y su multipresencia en casi un millón de spots de Morena, su partido, utilizados en ese proyecto de la tercera es la vencida, que proclama.

El presidente del PRD, Carlos Navarrete, destapó a Mancera como precandidato, siendo que no es militante, pero teniendo claro que no pueden dejar irse solo a López Obrador desde ahora y ellos no tienen pieza.

Esto lo tomó el tabasqueño como el competidor a su proyecto y le centró sus ataques, lo que le da un peso a Mancera como precandidato, que no le dio la declaración de Navarrete.

Si alguien puede darle hoy dimensión y realidad a la precandidatura del jefe de Gobierno no es el PRD, sino López Obrador, como Vicente Fox lo hizo con él, vía el desafuero.

Y no es un mal promotor electoral, aunque no haya ganado ninguna presidencial.

RETALES

1. MANO. El tribunal dijo sí a la impugnación de Xóchitl Gálvez y será candidata del PAN a la delegación Miguel Hidalgo, lo que altera los planes del tándem Romo-Razú que daba a éste como su seguro sucesor;

2. ADIÓS. No hay modo, a pesar de lo que diga el senador del PRD Sofío Ramírez, de que Ángel Aguirre regrese al gobierno de Guerrero, por más que el viernes venza su licencia. Se quedará el interino Rogelio Ortega o un tercero. Pero no Ángel Aguirre ni el senador Ramírez; y

3. MATRÍCULA. A una primera mentira de Claudia Pavlovich, que había rentado la avioneta Cesna a un constructor de Sonora, siguió, como siempre ocurre, la segunda: que el pago lo había declarado en el INE, lo que es imposible. Esa avioneta que usó para ir a Las Vegas —pero ¡qué necesidad!— tiene matrícula de Estados Unidos y por ley no se puede rentar en México, es cabotaje que está prohibido. ¿Entonces?

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com