En privado

Madero se queda

Soy la horma de mis zapatos.Florestán

El martes estaba contento Gustavo Madero. El Diario Oficial había publicado los nuevos estatutos del PAN promovidos por él, y en el Senado se había entregado la Medalla Belisario Domínguez al fundador de su partido, don Manuel Gómez Morín.

Hablaba, entusiasmado, de que por primera vez en los 74 años de historia de su partido, los militantes iban a poder votar directamente por su dirigente nacional una vez que había depurado el padrón y, eliminados los llamados adherentes, quedaban 220 mil militantes, que son los que elegirán, y 200 mil simpatizantes, que no votarán.

De acuerdo al calendario panista, la gestión del actual Comité Ejecutivo Nacional, presidido por Madero, termina el 4 de diciembre, y el proceso electoral sería por allí de marzo, por lo que le pregunté:

¿Y qué pasa de diciembre a marzo?

Bueno —me dijo— pues básicamente como todos los organismos institucionales, hasta que no haya una nueva dirección, sigue activa la dirigencia que está vigente —es decir, él— y continúa con este proceso hasta que haya un cambio. Esto es en cualquier organización.

—O sea ¿que se va a alargar tu gestión hasta marzo? —repregunté.

—respondió— se difiere un poco por este cambio en los estatutos.

La idea es que hubiera elección el 4 de diciembre, no creo que nos alcance el tiempo para hacerla. Pero realmente quien va a decidir esto es el Consejo Nacional al que voy a convocar para finales de mes, para elegir una comisión que defina cuándo, cómo y dónde va a ser el proceso para la renovación de la dirigencia nacional.

Esta declaración pareció irritar a algunos liderazgos del panismo que exigen a Madero que deje la presidencia el 4 de diciembre y una comisión dirija partido y organice elecciones.

Sobre su proyecto de reelección, que a como veo las cosas es una decisión tomada, me dijo que lo guarda in pectore, hasta que haya convocatoria.

Pero de que va, digo yo, va.

Al tiempo.

Diciembre, por ejemplo.

RETALES

1. Alcaldesa. La alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar (PAN), estuvo el martes en el Cisen, donde recibió información sobre la coordinación con el gobierno federal en materia de seguridad, después del reproche que le hizo el secretario Miguel Ángel Osorio Chong por su llamado para que la gente de su municipio no saliera de sus casas por una presunta amenaza del crimen organizado;

2. Tula. No sé si será Pedro Joaquín Coldwell o Emilio Lozoya el que tenga que dejar en claro el futuro de la anunciada refinería de Tula: si se hace o no. Una obra así no se puede dejar en la duda; y

3. Empresas. En estos días se dará a conocer la investigación de Jorge Carlos Ramírez Marín sobre funcionarios y empresas que violaron la norma en los desarrollos habitacionales de Acapulco-Diamante. De las empresas están GEO, ARA y Homex, por si algo les faltara.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com