En privado

Lilián, el pretendiente incómodo

Su peor enemigo es el espejo.Florestán

El caso que una fiscal federal sigue en una corte de El Paso, Texas, contra Marco Antonio Delgado, acusado de lavado de dinero por 600 millones de dólares de un cártel del narcotráfico, ha alcanzado a la ex esposa de Vicente Fox, Lilián de la Concha, también acusada de blanqueo y complicidad para proteger a quien fuera su pareja sentimental.

Lo que sucede es que para defenderla, el defensor de Delgado, Ray Velarde, argumentó que las reuniones con De la Concha no fueron para hablar de lavado de dinero, sino para aprovechar los conocimientos del acusado en materia de energía y legislación internacional. En ningún momento se mencionó el dinero de la droga, dijo.

Y esta revelación conduce a una investigación que realiza la PGR, a denuncia de la CFE, a la que el mismo Delgado defraudó por más de 50 millones de dólares, al incumplir, en 2011, una entrega de tres turbinas para la generación de energía eléctrica a base de gas en la central Agua Prieta II, a través de su empresa FGG Enterprises LLC, contrato que alcanzaba 120 millones de dólares. Esta empresa pidió a la CFE un adelanto de 32 millones de dólares para comprar las turbinas a Mitsubishi Systems Americas, el fabricante original, pero nunca llegaron y vino la demanda de la paraestatal por los 44 millones de dólares, 32 que le adelantó a Delgado y doce por penalizaciones derivadas del incumplimiento.

El origen de este fraude podría ubicarse, y así se investiga, a partir de una cena en el restaurante San Ángel Inn, en 2007, cuando Lilián conoció a Delgado, estando presente el secretario del Trabajo del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, (Suterm), Nereo Vargas Velázquez.

El hecho es que a estas alturas de la vida Marco Antonio Delgado tiene un proceso en Estados Unidos, acusado de lavar 600 millones de dólares del narcotráfico, y aquí una averiguación en la PGR por otros 44 millones de dólares, cuyo estado se desconoce.

Y en esto, el truhán involucró a la ex esposa de Vicente Fox, Lilián de la Concha.

RETALES

1. Regreso. La sola mención del regreso de Cuauhtémoc Cárdenas a la dirigencia del PRD puso nerviosos a algunos. Tendrían que cambiar los estatutos, que prohíben la reelección. Jesús Zambrano lo ve bien, eso le abriría, también a él, su regreso algún día;

2. Turismo. Cuatro secretarios del gabinete andan en Europa: Emilio Chuayffet y José Antonio Meade, en París, en misiones separadas; Claudia Ruiz Massieu, en Londres, e Ildefonso Guajardo, en Berlín; y

3. Plazo. Gustavo Madero confirmó: serán los 220 mil militantes panistas registrados en el padrón los que por primera vez voten para elegir a un presidente de su partido. Su gestión termina el 4 de diciembre, pero seguirá hasta marzo. Y sí irá por la reelección, aunque lo guarde in pectore.

Nos vemos mañana, pero en privado


lopezdoriga@milenio.com