En privado

Josefina: se fue pero se queda

Si no se unen, los acabarán por separado. Florestán

Desde hace unas semanas le había contado a usted, lector, que el enfrentamiento por la dirigencia del PAN sería exclusivamente entre Gustavo Madero, que irá por la reelección que no ha anunciado oficialmente, y Ernesto Cordero, quien ayer pidió licencia al Senado. El primero llevará al novato de oro del panismo, Ricardo Anaya, y el segundo a un protagonista indiscutible desde el ala yunquista, Juan Manuel Oliva, ex gobernador de Guanajuato.

La convocatoria se publicó el martes por la noche sin novedad alguna, como tampoco la hubo en el anuncio que hizo ayer por la mañana Josefina Vázquez Mota sobre su no participación en la guerra por la dirigencia nacional del PAN.

La ex candidata presidencial señaló que no se iba, que se quedaba, que no apoyaría a ningún bando, pero que lamentaba el nivel de división, incluso a nivel personal, que se vivía en su partido y expresó sus dudas en cuanto a la operación Madero: Como se ha estructurado el proceso, existen prácticas contrarias al poder del voto del militante que afectarán el resultado, advirtió, refiriéndose al control indiscutible que ejerce sobre los cuadros partidistas.

Ya no lo mencionó, pero lo más lamentable es que el PAN, el partido de las ideas, los valores y los principios, tenga como tema central de este debate la corrupción, que se ha convertido en el eje de los discursos de sus candidatos, sobre todo en el caso de Cordero acusando a los maderistas.

Ese es el daño que le hizo al PAN su paso por la Presidencia de la República, donde nunca supo, ni quiso, asumirse como partido de gobierno, pero tomó todas sus prebendas y desviaciones al punto de hacer propio lo que antes era su discurso contra el priismo: la corrupción de la que hoy se acusan los suyos.

Cuando formalmente no han comenzado las campañas, que arrancaran el 18 de marzo, ya salpica la guerra de lodo; no quiero pensar lo que veremos cuando estén en su apogeo, lo que es inminente.

Y a solo 14 meses de las elecciones federales del año que viene.

RETALES

1. FUTURO. Josefina Vázquez Mota podría volver a la Cámara de Diputados en las elecciones del año que viene;

2. PLANTÓN. El gobernador Fausto Vallejo dejó plantado a un grupo de periodistas, a los que confirmó la comida sabiendo que ese día tendría la visita a Michoacán del presidente Peña Nieto. Los periodistas esperaron, esperaron, esperaron y se fueron. Fausto nunca llegó; y

3. AVERIGUACIÓN. Rafael Tovar ya debe haber presentado a la Secretaría de la Función Pública y a la PGR la denuncia por las obras inconclusas que dice haber recibido de la administración anterior: Cineteca, Acervo y Biblioteca México. Ya le responderá Consuelo Sáizar, su antecesora en Conaculta.

Nos vemos mañana, pero en privado.

lopezdoriga@milenio.com