En privado

Iguala: finalmente una versión

Espero que las cabezas que rueden no sean las de las víctimas. Florestán

 

En la víspera de que esta noche se cumplan cuatro semanas de los hechos de Iguala, el pasado 26 de septiembre, que dejaron un saldo de seis muertos, 23 heridos y 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa desaparecidos, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dio a conocer la línea de investigación que sigue y en la que la captura del jefe de la banda de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias, fue clave.

La narrativa de la averiguación previa parte de la orden que dio el alcalde, hoy prófugo de Iguala, José Luis Abarca, a su secretario de Seguridad, Felipe Flores, también prófugo, de que alertado por la llegada de dos autobuses con normalistas de Ayotzinapa, impidiera que alteraran el informe de actividades del DIF local que su esposa, María de los Ángeles Pineda, igualmente prófuga, daría esa noche.

Y que en esa línea, se dieron los primeros tiroteos que dejaron un saldo de seis muertos: tres normalistas, un menor de edad jugador del equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo, el chofer de su autobús y una mujer como víctima colateral. En estos ataques de la policía municipal de Iguala contra los estudiantes, hirieron a 24 personas, dos de ellas, también normalistas, aún graves.

Para esa hora, la medianoche, que el alcalde diría el lunes que no sabía nada, que él había ido a cenar tacos con sus hijos, los policías municipales, con apoyo de los de Cocula, ya habían detenido y trasladado a su cuartel a los normalistas.

De allí, le informaron a un sujeto identificado como El Gil, lugarteniente de Sidronio, a quien se le comunicó que los detenidos eran gente de la otra banda, Los Rojos, sus enemigos, y recibió la orden de proceder.

En las primeras horas del sábado, la policía de Cocula entregó a los 43 jóvenes en una casa propiedad de El Gil, en Pueblo Viejo, Iguala.

Desde entonces, esta noche se cumplirán cuatro semanas, no se ha vuelto a saber de ellos y el caso se ha convertido en la mayor crisis de este país y del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

La demanda unánime es que regresen vivos.

Y todos nos debemos preparar para la trágica eventualidad de que no fuera así.

Retales

1. Finalmente. Ayer se consumó lo inevitable: Ángel Aguirre dejó el gobierno de Guerrero. Lo sucederá su secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Mojica, consejera del PRD. A ver si puede con el paquete que se le viene;

2. Sorpresa. Rodrigo Archundia dejó la titularidad de la Seido, en la PGR, para asumir la Subprocuraduría de Control Regional que realizará los modelos de las fiscalías regionales que tendrán el control de las delegaciones. Lo releva Jorge Hugo Ruiz; y

3. Aspirantes. La senadora Arely Gómez dará a conocer esta tarde la lista de los aspirantes a la presidencia de la CNDH que cubrieron los requisitos.

Nos vemos el martes, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com