En privado

La Iglesia que Francisco quiere para México

Tienen que salir de esa neblina de ambiciones.  Florestán

 

La Iglesia católica mexicana vive un momento determinante, cuya referencia hay que ubicarla en el crítico retrato hablado del papa Francisco a los obispos en la Catedral Metropolitana durante su primera visita a México, donde los exhortó a conservar la comunión y la unidad.

Esto es esencial hermanos, esto no está en el texto —dijo mostrando las hojas de su discurso— pero me sale ahora: si tienen que pelearse, ¡peléense!, si tienen que decirse cosas, ¡se las digan! Pero como hombres, en la cara, y como hombres de Dios, que después vayan a rezar juntos y a discernir juntos y si se pasaron de la raya, a pedirse perdón, pero ¡mantengan la unidad del cuerpo episcopal!

Francisco sabía todo.

Aquella mañana, del sábado 13 de febrero, tras la primera recepción a un papa en Palacio Nacional por un presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, este sucesor de Pedro ingreso a la catedral y desde el saludo les llamó a no dejarse corromper por el materialismo trivial ni por las ilusiones seductoras de los acuerdos debajo de la mesa; no pongan, les convocó, su confianza en los carros y en los caballos de los faraones actuales.

“… Los invito a cansarse, sin miedo, en la tarea de evangelizar… Es necesario para nosotros, pastores, superar la tentación de las distancias que puedan existir en esta conferencia episcopal”.

“…Si no desciframos los sufrimientos de los hombres que van a tocar a su puerta, si no nos damos cuenta de sus necesidades, nada podremos ofrecerles.

Es con este referente, en este espacio y a sus tiempos, que el papa Francisco designó nuncio en México a Franco Coppola y, sobre todo, elevó al cardenalato en forma sorpresiva a su viejo amigo y compañero del Celam, que presidió de 2011 a 2015, Carlos Aguiar Retes, arzobispo de Tlalnepantla.

Este ex presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano será, con el nuncio Coppola, pieza clave en ese cambio que Francisco quiere para la Iglesia mexicana y que pasa por el relevo del arzobispo primado de México, Norberto Rivera, el año que viene.

RETALES

1. VACANTE. Tras el brexit y la necesidad de iniciar negociaciones de un tratado de libre comercio con Gran Bretaña, se revaloriza la embajada de México en Londres, ocho meses vacante. Han mencionado a Jaime Serra Puche, el gran negociador del TLC de América del Norte. Falta que se lo ofrezcan y lo acepte;

2. PERSONAJES. Dos de los seis participantes en Si Me Dicen No Vengo, el espacio de debates de Noticieros Televisa, sobre la Constitución de la Ciudad de México, fueron noticia: Alejandro Encinas, designado presidente del Constituyente, y Bruno Bichir, de Morena, que pidió licencia; y

3. MERCADO. Sin el menor recato, en el Senado negocian y citan nombres de padrinos de la mayoría de los 21 aspirantes a integrar la nueva alineación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que deberá calificar dos elecciones presidenciales, 2018 y 2024 y medio centenar de estatales.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga o Web: lopezdoriga.com