En privado

Discriminación, machismo, hipocresía

Tanto photoshop me hace dudar de su existencia.Florestán

 

Con motivo del reciente encuentro de los integrantes del influyente y excluyente Consejo Mexicano de Hombres de Negocios con el presidente Enrique Peña Nieto, el pasado día 11 en Los Pinos, me referí a este exclusivo grupo como el Club de Tobi, por la puerta cerrada a las mujeres empresarias, lo que me valió una agitada corrección a nivel de reclamo, en la que, indignados, me dijeron que era falso eso de la supuesta misoginia empresarial, que en este grupo ya había ¡una empresaria!, lo que les había llevado a cambiar el nombre del machista Consejo Mexicano de HOMBRES de Negocios, a un incluyente Consejo Mexicano de Negocios, más o menos en la tendencia que convirtió a la Rotonda de los Hombres Ilustres, en la de las PERSONAS Ilustres, para abrir las puertas a las mexicanas que se merecían un espacio en ese destacado lote del Panteón de Dolores.

Los hombres de negocios de este cerrado club presumieron su apertura, por la inclusión de la presidenta del Grupo Softek, Blanca Treviño, quien fue una de las exponentes de los niveles de inversiones de su firma para este año que sumó al total anunciado por su inamovible dirigente, Claudio X. González.

Esta “inclusión” del ahora Consejo Mexicano de Inversiones, con una sola mujer a bordo, retrata una realidad de las cúpulas de poder en México, ya civiles, ya gubernamentales, ya legislativas, ya de organismos democráticos y judiciales, en las que las mujeres son abrumadoramente excluidas, y cito algunos:

En la Suprema Corte de Justicia hay dos ministras para 11 asientos; en el reciente y garante de la democracia Instituto Nacional Electoral hay tres consejeras a pesar de que la alineación aumento de nueve a 11.

En el gabinete presidencial, otras tres: Mercedes Juan, Salud; Rosario Robles, Sedesol, y Claudia Ruiz Massieu, Turismo. No hay una sola gobernadora y, por lo que pinta para el relevo del año que viene en nueve estados, esta tendencia se mantendrá. Nunca ha sido electa una jefa de Gobierno del Distrito Federal, Robles fue interina en 1999, a la licencia de Cuauhtémoc Cárdenas. En política se hizo obligatorio el 50-50 y, aún así, le dieron la vuelta hace seis años con el escándalo de las Juanitas, que llevó a otro candado en cuanto a alternancia en las listas y concordancia de género entre candidato propietario y suplente.

En las fuerzas armadas modificaron sus leyes y reglamentos para que las mujeres pudieran alcanzar los altos grados, sin llegar al máximo.

Y eso para no hablar de asociaciones como la Federación Mexicana de Futbol o la Asociación de Banqueros, o Confederaciones Empresariales, como su Consejo Coordinador o la Confederación de Cámaras Industriales.

Y todavía hay quienes se llenan la boca hablando de la igualdad de hombres y mujeres, lo que en México, en los mandos, más que un mito, es una mentira.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com