En privado

¿Por qué a Cárdenas…?

Al final, la muerte siempre da la razón. Florestán


Nadie puede ignorar la aportación que Cuauhtémoc Cárdenas ha hecho a la democracia y a la historia de México, que hoy no puede entenderse sin él.

En lo político, en las pugnas partidistas, habrá quienes simpaticen o no con él, le reconozcan o le regateen, le admiren o critiquen, pero es un personaje que trascenderá a las mezquindades.

Por eso no puedo justificar la agresión de que fue víctima por un grupo de vándalos durante la multitudinaria marcha del miércoles por la tarde para exigir que aparezcan vivos los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa, secuestrados por la policía municipal de Iguala, desde la medianoche del 26 de septiembre, hoy cumplirán dos semanas.

Cárdenas participó en esta manifestación convocado por los padres de los estudiantes desaparecidos y así, acompañado de Adolfo Gilly y algunos de sus colaboradores, recorrió el Paseo de la Reforma, como lo ha recorrido en cientos de marchas a lo largo de su vida, alcanzó 5 de Mayo, llegó al Zócalo y allí se le fue encima una turba que lo insultó, le gritó, lo agredió, le cerró el pasó, lo acorraló, zarandeó, le arrojó botellas, cartones y hasta uno de esos cubos naranjas de circulación, una pedrada descalabró a Gilly, que no se inmutó y siguió, como siempre, al lado de Cárdenas.

En este trance, nadie, ninguno, intervino en defensa del ingeniero y los suyos, no hubo una voz, una mano, una decisión. Como pudo, llegó a su coche y así ahí salió de lo que pudo haber sido una tragedia.

Esta agresión retrata cómo la violencia ha pasado de los discursos a las redes y de ahí, enloquecida, a las calles.

Y si fueron capaces de agredir así a Cuauhtémoc Cárdenas, ¿quién estaría a salvo?

Retales

1. Referendo. Me parece un error que Ángel Aguirre plantee su permanencia como gobernador de Guerrero vía un referendo ¡nacional! organizado por el Instituto Nacional Electoral, y digo que es un error, porque seguir en el cargo de gobernador solo depende de su decisión personal o la político-legal del Senado de la República, único que legalmente puede desaparecer poderes, no de consultas y menos nacionales;

2. No irá. Apenas ayer le hablaba del proyecto de Manlio Fabio de invitar al presidente Enrique Peña Nieto a la ceremonia en la Cámara de Diputados para celebrar el bicentenario de la Constitución de Apatzingán, el día 22, cuando ayer el mismo Beltrones dio a conocer que no, que el Presidente no iría a San Lázaro. La explicación es que la agenda del Presidente está comprometida ese día; y

3. Cántaro. Tantas veces habló René Bejarano de las relaciones con el crimen organizado de José Luis Abarca, que las debe tener, y su participación en homicidios y desapariciones, que ayer, de plano, la PGR lo invitó a comparecer ante la Seido para que aporte y amplíe la información del caso dada a los medios.

Nos vemos el martes, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com