En privado

Ahora destapa a todos

Lo perdí en un punto y aparte. Florestán


El que más sabe en México de hacer campañas presidenciales es Andrés Manuel López Obrador, que lleva en eso 15 años, lo que no quiere decir que sea el mejor si nos vamos a los resultados: de dos, dos derrotas, aunque para él hayan sido dos fraudes y, tenaz como es, ya está en la tercera a la voz de que ésta es la vencida.

Su instrumento central de campaña ha sido el uso personal y discrecional con cientos de miles de spots en radio y televisión. En las campañas de 2006 y 2012, los del PRD, PT y Convergencia, y ahora los de Morena, donde también todos son para él. Lo curioso es que en uno de ellos dice que lo quieren borrar de los anuncios, esos de la mafia en el poder.

Pero él está en lo suyo: campaña y conflicto de lo que hace uno solo en una estrategia parecida a la de Donald Trump que también dice a sus seguidores todo lo que quieren oír y las críticas tienen costo cero entre sus feligresías.

Hace unos días, en Tabasco, su tierra, donde ya peleó hasta con el gobernador Arturo Núñez arrojándolo de su paraíso moreno, dio a conocer su lista de presidenciables, todos, por supuesto, salinistas y de la misma mafia en el poder. Se fue primero por los priistas: Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, José Antonio Meade, Aurelio Nuño y Manlio Fabio Beltrones. Aquí dejó fuera a José Narro y a Eruviel Ávila. Del PAN anotó a Rafael Moreno Valle y a Margarita Zavala, excluyendo a Ricardo Anaya, y anotó a dos independientes: Jaime Rodríguez Calderón y Miguel Mancera, cuando habrá más.

Iba a decir que es notable, pero no, no lo es en él, que ahora marque a los candidatos de los otros partidos y de los supuestos independientes, como él hace en Morena, su partido, donde es la única voz que los designa, cuando no recurre al método científico de la tómbola.

Pero, insisto, es el que más sabe de hacer campañas presidenciales, aunque no gane elecciones, que es lo que busca por tercera vez para 2018 y en lo que anda desde 2012, y antes desde 2006.

RETALES

1. QUE NO. El martes se dio por un hecho la salida de Javier Duarte del gobierno de Veracruz para despresurizar el proceso electoral. La información real es que seguirá en la Casa de Gobierno de Xalapa;

2. CONTENCIOSO. Se ha cargado la mano a la juez que amparó el litigio del terreno del Bosque de Chapultepec, donde una inmobiliaria, otra más, quiere construir torres de departamentos, y se oculta que la devolución del terreno la decidió, como siempre a favor de los desarrolladores, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal, que preside Yasmín Esquivel Mossa, quien ya ha tenido conflictos de intereses; y

3. RUEDA. Hablan de la misión social de la rueda de la fortuna en la puerta del Bosque de Chapultepec, pero poco de su costo: 70 pesos por persona por una vuelta de 20 minutos. ¿Eso es 'beneficio social'


Nos vemos mañana, pero en privado


lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com