En privado

AMLO candidato


El quórum es él.
Florestán

Alguna vez Andrés Manuel López Obrador criticó, benevolente, los tres intentos fallidos de Cuauhtémoc Cárdenas de buscar la Presidencia de la República: 1988, la que tuvo más cerca, y perdió con Carlos Salinas; 1994, con Ernesto Zedillo, y 2000, con Vicente Fox.

Hoy recupero aquel comentario cuando el mismo López Obrador alista todo para ser candidato presidencial por tercera ocasión, 2006, 2012 y ahora 2018, pero ya no por la coalición de izquierda encabezada por el PRD, sino por Morena, su partido, que para eso formó.

Cuando he comentado su proyecto de volver a buscar la Presidencia de la República, hay quienes me descuentan y lo descartan, y es que no lo conocen.

Si algo tiene López Obrador es capacidad para insistir, necear, en lo que cree y en lo que busca. Y cree que puede ser Presidente, que ya lo fue legítimo en 2006, y por eso lo busca vía Morena.

En público lo ha mencionado al menos tres veces. La primera en Monterrey, en marzo pasado, cuando en un mitin anunció su intención de contender en las presidenciales de 2018. Luego en una comunidad de Guerrero, Azoyú, donde declaró que había que seguir insistiendo tercamente y que si la gente así lo decide volvería a competir.

Y la más reciente, en su visita del 29 de marzo a Los Ángeles, donde reiteró: Si tengo salud y el pueblo lo pide, seré candidato a la Presidencia de México en las próximas elecciones.

En el tema salud, se refería al infarto agudo al miocardio que sufrió el pasado 3 de diciembre y del que se ha repuesto totalmente.

Así que, lo que es la vida, Andrés Manuel, que criticaba a Cuauhtémoc por sus tres intentos, irá, como ya va, por su tercera candidatura presidencial de la mano con el PT, campaña que inició desde la noche misma del 1 de julio, cuando rechazó el triunfo del candidato Enrique Peña Nieto e impugnó el resultado, que luego confirmaría el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Así que, candidatus habemus.

RETALES

1. BALCÓN. Luisa María Calderón lamentó que no hubieran hecho caso de las denuncias que hizo contra Jesús Reyna, en su campaña para gobernadora de Michoacán. Lo que pasa es que está hablando del otoño de 2011, cuando su hermano Felipe era el Presidente de México. ¿A quién le reclama?;

2. SALUDOS. Un encuentro casual tuvo Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia, con su antecesor, Gerardo Ruiz Mateos, cuando coincidieron en una banqueta de Polanco, al salir el primero de un restaurante, el miércoles. El saludo fue cordial; y

3. MARATÓN. Hay que reconocer a los senadores, entre ellos Arely Gómez, la ronda de nueve días que se echaron para escuchar, en presentaciones de 20 minutos, a los 158 aspirantes a ocupar uno de los siete asientos del nuevo IFAI que estará conformado en la semana de Pascua.

Por vacaciones, nos vemos en dos semanas

lopezdoriga@milenio.com