En privado

43

A veces después de la tempestad, viene otra tempestad.Florestán


Esta noche se cumplen dos meses de la desaparición, en Iguala, de 43 estudiante de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Aquella noche del viernes 26 de septiembre, un grupo de normalistas llegó a Iguala, donde María de los Ángeles Pineda, esposa del alcalde perredista José Luis Abarca, presentaba su informe como presidenta del DIF local ante unas 4 mil personas, que a la vez era su lanzamiento como precandidata del PRD a la misma presidencia municipal.

Su marido ordenó a la policía que los jóvenes no alteraran el evento de su esposa cuando ya había atacado sus autobuses y otro más del equipo de futbol Avispones de Chilpancingo, de la Tercera División, matando a un jugador menor de edad y al chofer, dejando heridos a varios más.

Para esa hora, en otro ataque de la policía de Iguala, habían matado a tres normalistas y a una mujer que nada tenía que ver.

Minutos más tarde, mientras, diría después Abarca, cenaba unos tacos, policías de Iguala, apoyados por los del vecino Cocula, detuvieron a los estudiantes y los entregaron a uno de los jefes de Guerreros Unidos, El Gil, quien mandó un mensaje al líder de la banda, diciéndole que tenía a unos enemigos, del grupo rival de Los Rojos, y recibió la orden de proceder.

Lo siguiente que se supo es que los sicarios mataron, quemaron y trituraron los restos, que esparcieron en el río, del grupo de jóvenes que les habían entregado los policías de Cocula.

Hoy, dos meses después del crimen, los padres exigen, con razón, que sus hijos regresen con vida, la sociedad que se castigue a los culpables y que el gobierno federal tome las medidas para que jamás se vuelva a repetir un caso como el de Iguala.

En el correr de estos 60 días, el panorama de país es otro y el presidente Peña Nieto, desde la tragedia, debe lanzar la gran reforma que impida la colusión del crimen organizado con el poder político, como en Iguala y en otras partes del país, y llene el gran vacío que nos ha desfondado, el del estado de derecho, una utopía inalcanzable hasta hoy, pero imprescindible desde la noche del 26 de septiembre, hoy hace dos meses.

RETALES

1. ADIÓS. Era evitable la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas al PRD, pero Los Chuchos no quisieron, les estorbaba para su proyecto de franquicia y predominó su proyecto rupturista. Su salida agrava la crisis en el PRD;

2. TAMPOCO. Ricardo Anaya rechazó que el PAN vaya a aliarse al PRI en las delegaciones del DF, donde el PRD siempre ha arrasado y ahora estará, más que Morena, López Obrador, promotor de sus candidatos en Cuauhtémoc, Iztapalapa, Coyoacán y Tlalpan; y

3. CASA. Luis H. Álvarez, Margarita Zavala y Luis Felipe Bravo Mena pidieron al Comité Directivo de su partido, que antes de lanzar la estrategia nacional anticorrupción, empiecen por su casa con el tema de los moches y los casinos.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com

Twitter: @lopezdoriga 

Web: lopezdoriga.com