Los Sonámbulos

La pesadilla perfecta (¡terror puro!)

Con todo y que "lo bueno también cuenta, y mucho", la zarandeada al país en foros locales e internacionales (a los dueños del "poder público y económico", para decir mejor) no pasa inadvertida y de nueva cuenta se alzó con el trofeo a la nación más corrupta entre las consideradas "desarrolladas" (una mofa cruel para 55.3 millones de pobres)

Esto se difundió en el Foro Económico Mundial celebrado recientemente, donde se estableció que el fenómeno que lleva a México al top ten de las "menos transparentes" (un eufemismo de la "comisión", conflictos de interés desinteresados, sablazos o abierta extorsión) es "el crimen organizado", aunque no se dice si es porque de alguna manera los políticos y los gobiernos forman parte de él, o los "inversores o empresarios" también, o ambos.

Como se menciona en el reporte, esto no permite que los verdaderos "inversores" (los que generan producción y empleos, no los especuladores) se sientan muy interesados, lo cual suena a chantaje, sí, pero también refleja de una realidad que, según las últimas justificaciones bíblicamente sustentadas, salpica a todos.

A eso hay que añadir que organismos financieros internacionales y hasta "analistas" del sector privado han consultado la bola de cristal y anuncian, conforme al deporte más practicado entre los afines al Ogro Salvaje (especulación y pronósticos) que en el 2016 la economía no crecerá 2.2 por ciento sino 2.1 por ciento.

¿Por qué esperar un crecimiento mayor si se ha venido aplicando el mismo veneno de hace casi cuarenta años? Esto nadie ha querido explicarlo, pero ahí están las solemnes reuniones y los pronósticos meteorológicos, que anticipan no una tormenta, sino "la pesadilla perfecta".

Esto no sólo en cuanto a la "volatilidad" (saqueo "legal", como el finiquito y luego liquidación del dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza, al que nada más le faltó autopensionarse para seguir la lógica tecnócrata de la gandalla escuela neoliberal), y a los acontecimientos que se están acumulando en Europa con el banco financiero Deutsche Bank, de Alemania, donde la emisión de bonos conocidos como "los CoCos (lean)", tipo hipotecas subprime (basura) están terminando de encender las alarmas en Europa luego de la multimillonaria multa de la justicia de Estados Unidos (14 mil millones de dólares) por su participación en el fraude hipotecario del 2008.

Por eso y por la debilidad de la economía, representantes de los organismos financieros internacionales ya están viendo un "oleaje" con el supuesto regreso del "Viejo Topo" hamletiano, envuelto en denostado disfraz "populista".

El oleaje, sobra decir, podría alcanzar las costas nacionales en una versión tropical, si bien el escurridizo animal ha estado más presente que nunca, también con programas socialmente clientelares, deudas de dimensiones galácticas y una corrupción de liderazgo mundial (¡terror puro!).