Los Sonámbulos

Necromantes, calificadoras y encuestadoras

En el campo de los cálculos económicos y los pronósticos políticos, las agencias calificadoras de riesgos y las empresas demoscópicas (encuestadoras) comparten un denominador común: el Servicio Metereológico Nacional ha resultado más certero pese a lo limitado de su presupuesto y, sobre todo, a la devastación ambiental que obliga a cargar maletín con lo necesario (bermudas, playera, ropa gruesa, paraguas y hasta impermeable) para sortear las cuatro estaciones en un mismo día.

Rito celebrado por versados en tiempos antiguos, con un dios dirigiendo la tirada a la hora de echar suertes, la transformación del arte de la adivinación degeneró en modernidad, esto es, como el mercado de los muertos donde, según el vate Publio Ovidio, el intercambio de información no evita el desconsuelo ni morir dos veces (como le sucedió Eurídice, Libro X, "La Metamorfosis")

Con algunos toques para hacerla pasar como práctica científica, la vigente necromancia (ejercicio místico, derivación espiritista, de consultar a los muertos, espectros, o sus ideas, como sugirió Keynes) ignora la bíblica advertencia (Nadie entre los tuyos deberá... ni practicar adivinación, brujería o hechicería; ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos... Deuteronomio 18:10) y sigue fiel a su credo, no obstante que los resultados han sido igual o más penosos que las predicciones.

De un lado, las calificadoras Moody´s, Standard & Poor´s y Fitch Ratings arrastran el descrédito de las "buenas notas" a Lehman Brothers que ocultaron las fraudulentas hipotecas Subprime (origen de la crisis del 2008, vigente), evidenciando sus métodos necrománticos.

En una de sus últimas "consultas", Moody´s generó un rosario de "notas negativas" (El Financiero, 1-IV-16). Bancos, empresas, gobiernos municipales y estatales fueron pasados a cuchillo y sólo dos títeres salvaron la testa: el municipio de Coacalco resultó "estable" y el gobierno del Estado de México pasó de una perspectiva positiva a una "incierta".
Cualquiera medianamente informado sobre las finanzas en Coacalco sabe que la autoridad actual está como "La Bartola", de Chava Flores: de diez pesos sólo pueden gastar tres (el resto lo adeuda) y con eso a pagar renta, teléfono, luz y hasta laudos, pero es un muerto "estable", según la agencia.
En cuanto a la nota al Estado de México, no vaya a ser que el destino del gobernador Eruviel Ávila Villegas no resulte tan "incierto" y entonces sí, descalificados y sin clientes (claro que me interesa el futuro; es ahí donde voy a pasar el resto de mi vida, diría Woody Allen en calidad de asesor de calificadoras de riesgos)

En cuanto a las encuestadoras, de los resultados de las elecciones, lo menos que se dice es que emergió un siniestro enemigo: el "voto oculto" por parte de amateurs del engaño que -malgeniudos- le corrieron la cortesía a los profesionales del embuste (¡revivamos a los muertos para conocer el porvenir!)