Areópago

Los maestros en la educación




El mes de mayo es abundante en fiestas religiosas, cívicas, familiares.

Entre ellas están el día del maestro y el día del estudiante que tocan los ámbitos educativos, fibras vitales de la vida familiar y cívica del país.

Es importante comprender lo que se juega en tales fiestas, ya que juzgar que todo el movimiento magisterial es un asunto de revoltosos, corresponde a una información deficiente de lo que actualmente se juega en la educación, La famosa reforma educativa no ha sido más que laboral.

Muy lejos está de ser en verdad una reforma auténtica.

Detrás de tal “reforma educativa” están las camisas de fuerza impuestas al  gobierno de México, por el Fondo Monetario Internacional y otras instancias internacionales que quieren resultados de tipo dominantemente tecnológico, sobre los meramente educativos.

Para un enfoque certero en cuestión educativa, es necesario comprender  con claridad el sentido de la educación, la cultura, y la cultura de la democracia, ya que en ocasiones se dan equívocos importantes al momento de tratar estos temas.

Así, tener cultura no es equivalente a tener instrucción.

La cultura es todo aquello por lo que la persona crece en su ser y en su humanidad.

El propósito de la educación es la formación de la persona humana para que sea útil en el servicio a los demás.

“Educarse sólo para ganar dinero” es traicionar el fin último de la educación.

Cuando eso sucede, la persona queda reducida  a  una pieza  más de la máquina capitalista, El saber meramente tecnológico, aunque no se puede despreciar, no es la respuesta a una educación integral que deberá abarcar la totalidad de le persona humana. 

Toda auténtica educación debe empeñarse en la educación democrática de todos los alumnos.

Particularmente se ha de insistir en los vínculos necesarios que existen entre los derechos y las obligaciones de las personas.

Actualmente hablamos mucho de derechos humanos y mucho menos en las obligaciones humanas.

Si no somos personas que se propongan cumplir sus obligaciones humanas, será muy difícil cumplir y exigir el cumplimiento de derechos humanos.

Cuando no se suele cumplir con obligaciones  humanas, usamos los reclamos de derechos humanos como una manera de evadir nuestras responsabilidades, para colaborar a la construcción de una sociedad madura.