Areópago

La familia cristiana en la postmodernidad

Bajo la convocación del Obispo de Torreón, Dn. José Guadalupe Galván, se realizó el Encuentro Diocesano de Pastoral, en el Saulo, el pasado 28 de febrero, con el tema, el Evangelio de la Familia en el contexto del Evangelio, evento en el que participaron representantes de las parroquias de la Diócesis y movimientos de apostolado seglar, evento coordinado por la Vicaría de Pastoral al mando del P. Ignacio Mendoza Wong.

Para conocer las bases de la discusión, se dieron tres ponencias claves a cargo de los presbíteros Ricardo Manuel  Vargas Pérez, Jacinto Rivera y el maestro Belarmino Rimada.En la exposición a cargo de Ricardo Vargas, sobre el tema: Misión de la familia en la Iglesia y en la sociedad, s expuso la doctrina oficial de la Iglesia sobre la familia, la captación que tiene sobre los problemas modernos que no hay asunto de esta materia que haya descuidado.Para todo hay una palabra, un camino a seguir, sin dejar de señalar dificultades, entre las que están la poca atención de la familia moderna a las enseñanzas lúcida de la Iglesia.

Para dar respuestas a tanto desafío, Jacinto Rivera expuso esquemas sencillos para poner en práctica la pastoral familiar. Bien.Pero el maestro Belarmino Rimada, con el tema: Postmodernidad, Modernidad, Moralidad  y Ética,  presentó la observación que en familia hoy el capital es avasallante; que la modernidad propone valores como el trabajo, la austeridad, la productividad, la disciplina, el aplazar gratificaciones, el ahorro.La postmodernidad propone un capitalismo flexible y que pague la factura el aislamiento, la pérdida de sentido funcional y la autoridad difusa. La instantaneidad se come las costumbres familias porque ahora se quiere todo rápido: comida rápida, platos desechables, ropa desechable, apartamento que suple a la casa amplia.

Estas y otras observaciones hacen que la “familia cristiana” pase por una crisis fuera de cuento.

Como respuesta a éste descuartice de la familia cristiana, los esposos José Luis y Tina Cornejo propusieron no cerrar los ojos ante esta realidad “fortaleciendo el servicio pastoral de la Iglesia, desde los distintos espacios en que cada agente de pastoral está ubicado.Por su parte, la hermana Patricia Henry Ford, hizo serios cuestionamientos sobre la conducta cristiana en el tema de la familia, por ciertas actitudes poco favorables al análisis de las situaciones actuales. La Sra Clara Navarro señaló: “Los jóvenes están en búsqueda de si mismos, de afecto, se sienten solos, abandonados en la búsqueda de sentido de la vida. No les gusta lo que ven”.  ¡Zas!