Areópago

El Papa se dirige a empresarios

El Papa Francisco aceptó una invitación para dirigirse a los jefes de gobierno y notables empresarios que se reunieron en Davos-Klosters, Suiza en los finales del mes de enero, a quien incitó a una reflexión sobre “las causas de la crisis económica que afecta al mundo en los últimos años”. Conforme a su estilo, no dejó de reconocer algunos avances que se dan en el sector empresarial que “contribuyen al bienestar de la gente”, como la salud, la educación, la comunicación.
Pero tanto a los jefes de Estado participantes, como a los riquísimos participantes de tal reunión, el Papa, conforme a su estilo claridoso, les dijo: “Sin embargo, los objetivos logrados –aunque hayan reducido la pobreza de un gran número de personas- a menudo han llevado aparejada una amplia exclusión social. De hecho, la mayor parte de los hombres y mujeres de nuestro tiempo aún siguen viviendo una precariedad cotidiana, con consecuencias a menudo trágicas”.
     A estos hombres que manejan los más sofisticados recursos de las decisiones políticas y de las tecnologías, el Papa les dijo: “Es necesario, por lo tanto, un renovado, profundo y amplio sentido de responsabilidad por partea de todos. “La vocación de un empresario es una noble tarea, siempre que se deje interpelar por un sentido más amplio de la vida” (Evangelii gaudium). Esto hace que muchos hombres y mujeres puedan servir más eficazmente al bien común y hacer que los bienes del mundo sean más accesibles para todos”.
     El Papa no ignora que se está hablando sobre un tema en el que forzosamente entran decisiones que deben tomar hombres que trabajan en la política, por eso les exhorta a que se fijen bien en lo que están decidiendo que requieren “mecanismos y procesos encaminados a una distribución de las riquezas, a la creación de fuentes de empleo, y a la promoción integral de los pobres, que va más allá de un simple asistencialismo”. Este último mecanismo es ampliamente incrementado en nuestro medio, tanto por el gobierno, en sus tres niveles, en los partidos políticos, sobre todo el dominante, en la Iglesia. Además, que es más fácil, es un recurso fácil para la publicidad de la foto.
     Por allá anduvo Enrique Peña Nieto. Pero por lo que dijo en el foro, luego en la entrevista que le hicieron, se ve que para nada tuvo en cuenta este mensaje. ¡Sea por Dios, que suerte la nuestra! Se seguirán políticas que juzgan que la rehabilitación del país se va a lograr si se cobra el IVA en las croquetas para perros y gatos. Pero es bueno saber esto, que de algo sirve.