Areópago

Desafíos pastorales de la familia

El pasado 5 de octubre, el Papa Francisco inauguró el III Sínodo extraordinario de obispos que se ha propuesto examinar los desafíos a la familia en el contexto de la evangelización. A este tema se llega con cierto apasionamiento por las distintas corrientes de conducta familiar que actualmente se entrecruzan con los planteamientos que tiene la Iglesia en cuanto a las propuestas de conducta familiar. Los obispos que representan a variadas regiones del mundo, son testigos de la diversidad de conductas que se dan en las variadas culturas. El Obispo de Roma les ha pedido a los 253 participantes que hablen con la verdad de lo que son testigos y no se fijen si lo dicho agrada o no al Papa. Se trata de conocer la verdad familiar en su realidad, como es, y no como se quisiera que fuera.Al inaugurar el Sínodo, el Papa Francisco ha hecho una aplicación de los “viñadores” que se comportan como asesinos, que se encuentra en el  capítulo 21 de San Mateo, dirigida a los escribas y fariseos. Dice el Papa: “Con su parábola, Jesús se dirige a los jefes de los sacerdotes y a los ancianos del pueblo, es decir, a los “sabios”, a la clase dirigente. A ellos ha encomendado Dios de manera especial “su sueño”, es decir, su pueblo, para que lo cultiven, cuiden de él, lo protejan de los animales salvajes. El cometido de los jefes de pueblos es: cultivar la viña con libertad, creatividad y laboriosidad.“Pero Jesús dice que aquellos labradores se apoderaron d la viña, por su codicia y soberbia, quieren disponer de ella como quieran, quitando así a Dios la posibilidad de realizar su sueño sobre el pueblo que se ha elegido…También nosotros estamos llamados en el Sinodo de los obispos a trabajar por la viña del Señor. Las Asambleas sinodales no sirven para discutir ideas brillantes y originales o para ver quien es más inteligente… Sirven para cultivar y guardar mejor la viña del Señor, para cooperar en su sueño, su proyecto de amor por su pueblo. En este caso, el Señor nos pide que cuidemos de la familia, que desde los orígenes es parte integral de su designio de amor por la humanidad”.El citado Sínodo, que tiene un espacio señalado de 5 al 14 de presente octubre, el Papa ha señalado que los debates sobre temas familiares, se prolongarán por todo el año hasta el próximo Sinodo ordinario que se celebrará en la misma ciudad de Roma, el próximo octubre de 2015. Tenemos pues buen tiempo para reflexiones familiares.