Areópago

Las CEBs. en los escenarios de los baches

En la región más al poniente de la ciudad de Torreón se encuentra la parroquia de San Juan Bautista, conocida como “San Joaquín”, donde hacen su vida de creyentes en Jesucristo un buen número de comunidades, coordinadas por el P. Jacinto Rivera, quién en años anteriores fuera Rector del Seminario Diocesano de Torreón.

Hay un templo magnífico dedicado a San Juan Bautista y una serie de tradiciones religiosas que se practican en las casas que se distribuyen por las faldas de las montañas, que de alguna manera, trepándose a lo alto, se divisa el Torreón antiguo, central y el de las colonias de lujo que están al oriente de Torreón.

Para llegar a estos tesoros de fe y de vivencia comunitaria, apenas se pasa el citadino  mercado de la antigua Alianza, comienza una variedad de baches, que aunque el  coche o camioneta sean de rodadas altas, los sube y baja de los citados baches, logran que a los vehículos les den su raspón bajo.

No se vale ir rápido pero lo que sí se capta rápido, es el poco interés de las autoridades municipales, que no tienen ojos para la población silenciosa de éste lado de Torreón, a la que no le van a prometer que pronto arreglarán éstas calles como la avenida Morelos, ni les traerán algún renombrado artista para que les cante algún corrido de Torreón.

En la penúltima semana del mes de noviembre, el párroco local de San Juan Bautista, con su gente, realizaron un curso-taller sobre Comunidades Eclesiales de Base, contando con una generosa y entusiasta participación, en general, de personas adultas, que tienen sus moradas en las faldas de los distintos cerros de éste Torreón antiguo.

El curso cumple la finalidad de que las propias comunidades capten los valores internos que hay en ellas, que los cultiven, que con un mínimo de organización y un máximo de eficacia, hagan presente los valores del Reino de Dios, con instrumentos tan a su alcance, como son la realidad y el Evangelio.

En años recientes, la citada parroquia ha participado en talleres sobre Comunidades Eclesiales de Base. A los pocos años, no se olvidó la enseñanza que se transforma ahora un método de vivir, en un ambiente nada fácil, donde comunidades y párroco crecen juntos, en una toma de conciencia  que va de acuerdo con lo señalado por el Papa Francisco, que pide “salir”, entender a la Iglesia como una casa de campaña que  recibe a los que se acercan sin otras preguntas más que las urgencias elementales por las que se acercaron a la “casa de campaña”. 


jesus_delatorre@live.com.mx