Balurdo

El teatro del poder y la política

Sin duda una de las funciones en la historia del arte escénico es el ser testigo no silente de los aconteceres en la humanidad. Conspiraciones, intrigas, hechos históricos y sucesos relevantes forman parte de las temáticas  teatrales y ellas justifican las acciones que van a conformar el corpus mismo de la obra teatral. Recién reflexionaba con un amigo sobre un texto del investigador  Domingo Adame de la Universidad Veracruzana.  En dicho texto, que lleva por nombre  La dramaturgia mexicana contemporánea, Domingo Adame establece   que la segunda mitad del siglo XX tuvo en su haber un desarrollo importante del teatro social. Partiendo de las revisiones del actuar político que tuvo como motor todos los descalabros de un México con un grupo hegemónico  férreo.  Un México de desigualdades latentes, de imposiciones y de cacicazgos. Situación ante lo cual, los dramaturgos,  mencionados por  Domingo Adame en su estudio,  respondieron con sus obras teatrales.  Desde sus propias maneras, propuestas, estilos, corrientes  y rasgos estéticos.  Entre los múltiples autores que menciona se cuenta el Jalisciense Vicente Leñero. Autor que dio lustre internacional a este estado. Lo mismo que hoy en día lo hace Hugo Salcedo Larios. Este último con un discurso y un accionar social fundamentado sobre el  escenario sangriento en que se ha convertido el México Profundo del siglo XXI. Siendo Hugo, a la Postre, quien mejor puede dar continuidad a esta revisión sociocultural. 

Sobre los dramaturgos que menciona Domingo Adame podemos encontrar una lista muy importante en el estudio del teatro mexicano. Estudio que se plantea necesario por nuestros futuros cuadros actorales y de quienes ya están en activo en el teatro nacional y local.  Más allá de las modas del momento es necesario conocer  las propuestas que se han preocupado por la revisión de la  historia y la revisión social. Mismo que  conjuntamente con los aspectos políticos de una nación, son manejados con maestría por  grandes figuras dramáticas del siglo  pasado y del presente.  Entre los que se cuentan   Rafael Bernal, Jorge Ibargüengoitia, Luisa Josefina Hernández,  Humberto Robles Arenas, Hugo Argüelles, Héctor Azar, Felipe Santander, Oscar Liera, Elena Garro,  Víctor Hugo Rascón Banda, Sabina Berna, Juan Tovar, Emilio Carballido y entre ellos encontramos  también a un dramaturgo que ha radicado en Jalisco desde hace muchos años. El doctor Guillermo Schmidhuber de la Mora. Plumas que ofrecen un registro de lo acontecido en el México Profundo. En el Jalisco profundo habría que revisar algunos textos deJosé Guadalupe Zuno Hernández,Víctor Castillo, Gabriel Barcenas, Vivian Blumenthal, Félix Vargas Molina,  Diego Figueroa, José Ruiz Mercado, Consuelo Pruneda, José Liray  Efraín Franco Textos que siguen teniendo vigencia, sin muchas adaptaciones. Un México que pesé al maquillaje,  con que se  ha revestido,  continúa siendo el mismo. Por lo tanto el acercarse a la lectura  de la obra de estos autores  es importante en estos tiempos.  Es estar en la actualidad y sobre todo saber cuál era y es su visión del entorno del poder y la política. Leer un teatro de contenido.