Balurdo

“La niña Esther” va caminando

Dentro de los espacios de teatro que han sido sobrevivientes a la falta de políticas y acciones sólidas y comprometidas, se cuenta el teatro El Caminante. Un espacio sostenido por la iniciativa y compromiso de Héctor Monteón.  Uno de los pilares del teatro jalisciense, quién a la par de Sara Isabel Quintero  con su Casa Suspendida,  son dos grandes sobrevivientes.  Sus foros especializados en teatro son pequeños, pero son  longevos para la realidad de los espacios teatrales en Jalisco. Durante décadas el teatro jalisciense fue restringido a los espacios oficiales, que eran escasos para el tamaño de la urbe,  y lo siguen siendo,  proyectos de foros nacieron y desaparecieron. Algunas veces por las carencias de un público. Las muchas veces por las fallas de políticas e infraestructuras de apoyo, real y efectivo, por parte de los órganos encargados de cultura. La otra batalla era en contra de los diversos niveles de gobierno. A tal suerte que era más fácil abrir una cantina de mala muerte que un espacio teatral. Razón por lo cual muchos de los proyectos tenían por un destino manifiesto la muerte de cuna por el acoso de las instituciones, la apatía, o la simple ignorancia.

Visto desde estos referentes. Los espacios de los grupos, y de los teatristas independientes, eran tarea titánica.  Uno de los espacios sobrevivientes es el teatro el Caminante; mismo que nace el 15 de febrero de 2001 y que ya celebra su 13 aniversario. Llegando a tener un buen pre-cierre, de ésta fiesta de la escena, con la presentación de la obra de Hugo Salcedo, La Niña Esther.  El espectáculo será representado este viernes a las 20:30 conjuntamente con una conferencia de Edgar Dehesa, el director de la obra, y la Lic. Blanca Cárdenas de RENOVARE. Mismos que  abordarán una reflexión sobre  el abuso  y la violencia manejado como eje medular de la Niña Esther. Cabe  hacer mención que la actriz que interpreta a Esther  es Daniela Sánchez, quien es uno de nuestros jóvenes talentos de la escena  Jalisciense.

Otra de las obras a representarse en este festejo es la antipastorela Jesús María y José. De esa manera, la obra  de Humberto Robles pone fin a la celebración de este aniversario bajo una dirección colectiva.  Felicidades a la Casa Teatro el Caminante por estos años  risas, llanto, y celebraciones.