Balurdo

El espectro que soy yo, "Para Jugarse la vida"

Haciendo una lectura del libro de textos dramáticos, Para jugarse la vida, se encuentra uno con  la propuesta del académico colombiano,  y gente de teatro, Carlos Araque Osorio. Una obra que pudiera etiquetarse  dentro de lo Meta-teatral. Entendiéndose lo Meta-teatral  como el abordaje dentro de los vericuetos y trucos de mago del lenguaje escénico. Su lectura, que es el referente del que  parto, nos deja un cúmulo de recuerdos. Quienes hemos tomado la iniciativa de dedicarnos a la actividad  escénica,  desde sus diversas áreas,  sabemos,  muy bien,  lo que implica familiarmente cuando  tomamos  esa decisión.  Sobre todo cuando no existe  un antecedente en el seno familiar.  El tirar la moneda al aire para apostarla en esa actividad conlleva un proceso de confrontaciones externas e internas.  Mismas que sonabordadas por el dramaturgo  en su monologo o unipersonal. Situaciones como el ser etiquetados de manera peyorativa. Las inestabilidades económicas por las que se transita. También aporta algunos elementos que definen la fuerza e intensión del lenguaje escénico.  Es una historia de revisiones de toda una vida dedicada a la escena. Obra en la que seguramente el autor vuelca parte de su ser.  Con un tratamiento escénico de buena factura. También es una obra de revisiones históricas y nos marca una herencia teatral, la del teatro de la memoria, y,  la del teatro colectivo de Benavente. Antecedentes del teatro Sudamericano y del teatro colombiano. Las bases sobre las que el también antropólogo construye  su propuesta.  El teatro Poshistórico. Un teatro de revisión sobre el acto y el actor teatral.  Un texto para la escena El espectro que soy yo, una obra teatral editada por la Secretaria de Cultura del Estado de Jalisco. Misma que comparte el espacio con las obras; Intaglio de Alejandro Ostoa, La historia de un Baúl o el proyecto de un político de José Ruiz Mercado y Conjuro  de Efraín Franco. Una breve antología un  poco al estilo de Tablado Iberoamericano. Ya que en dicha editorial manejada por Felipe Galván,  en Puebla,  se solía publicar  en orden aleatorio. Un autor del extranjero, uno del DF, y uno de provincia. En este caso el libro para jugarse la vida contiene los textos de dos de los dramaturgos claves del estado de Jalisco; José Ruiz Mercado y Efraín Franco. Y también contiene  los textos del Colombiano  Carlos Araque Osorio y el texto del mexiquense Alejandro Ostoa. Mismos que en la actualidad están en proceso de presentación en algunos espacios de la ciudad. Cabe hacer mención que  en este mes de Octubre se contará con la presencia de  Carlos Araque Osorio en  la ciudad de Guadalajara. Esto es  el 22 y 23 de octubre en el  espacio de la escuela de artes plásticas, del CUAAD,  en el ExclaustroSanta María de  Gracia con domicilio en Belén 120. Una ocasión para convivir y conocer de viva voz la propuesta  estética de este dramaturgo,y una ocasión para ver la puesta en escena de la obra “El espectro que soy yo”.  Eventos que serán de entrada libre y  gratuita.