Balurdo

Las alegres noches de Rebeca y Tomasa

La semana pasada ordenando mis libros y otros documentos me rencontré con una plaqueta impresa en fotocopia. Era un impreso que contiene una obra de Neftalí Coria.  Una pieza en un acto que fue editada por el Colectivo Artístico Morelia A.C.  El número 22 de este esfuerzo editorial en el que José Luis Rodríguez es pieza sustancial como gestor de este colectivo.  La obra editada en el año de 1992 es un ejemplo de como el trabajo de la sociedad es difundido aprovechando los medios que se tienen al alcance. La colección libretos da movimiento a uno de los escritores michoacanos que tienen una trascendencia nacional.  Pero también es un referente que ante la falta del interés de las instituciones tenemos que buscar opciones alternativas para dar a conocer el trabajo. Ediciones como esas son recurrentes por toda América y buscan llenar los vacíos en cuanto a producciones de materiales de difusión del trabajo de los creadores.  Sobre la obra de Neftalí Coria. El texto dramático de Neftalí Coria tiene por personajes a Tomasa y a Rebeca dos mujeres que se disputan el amor de Lobo. Un personaje con problemas mentales a las cuales las mujeres seducen y se disputan el amor de él.  Siendo al final el amor insano lo que mata al personaje del objeto del amor de las hermanas.  Una obra donde las patología de los personajes tiene su haber en la moral de una sociedad de carácter conservador “Las vírgenes aman cuando van a morir. Amarás sin dejar de ser virgen, porque pura eres y pura vas a subir a los infiernos…”Así le interpela Rebeca  a Tomasa. Una obra en donde la leyenda se interpone a la realidad y donde todo se explica a partir de los supuestos y estos son producto en parte de una visión enfermiza.  Patologías de la moral y tal vez las costumbres de los pueblos con sus miedos y temores a cuestas. Una obra interesante para el lector de teatro y de literatura mexicana.  Y dado la edición un ejemplar de colección para el museo de la fotocopia diría el dramaturgo jalisciense José Ruiz Mercado y en tratando temas teatrales tapatíos de revisión de los aconteceres morales llevados a la escena del crimen. Valdría la pena este viernes 2 de julio asistir al espectáculo Conjuros. Mismo que cuenta con la actuación de David Venegas Norzagaray. Una obra del dramaturgo Efraín Franco que reanuda su paso por la escena en el Exconvento del Carmen en la Sala Higinio Ruvalcaba a la20:30 horas. Un texto donde se explora la ignominia desde el crimen de estado religioso. Una obra que explora los fines, los intereses y los abusos cometidos por la llamada Santa Inquisición. Sin duda una obra de perversiones morales y religiosas. Y con una fuerte carga psicológica. Una obra desde la negrura de la leyenda con nombre de visitador inquisidor.