Balurdo

Teatro en educación, y un minuto de aplausos a Eva Vargas Tentori

El pasado 30 de Junio me enteré del fallecimiento de mi querida  amiga, y nuestra siempre entrañable compañera de estudios de la licenciatura en Desarrollo Cultural  de la UAN. La Doctora Eva Vargas Tentori.  Una excelente mujer y una académica de excelencia probada,  misma  con quien,  en más de una ocasión, hablé de teatro. Ya que Evita,  quien era una reconocida Psicoanalista Lacaniana, también  ejerció la enseña del teatro. Va a ella dedicada la columna no.18 de Balurdo.

A Evita. A nuestra querida Evita.

La educación artística tiene por objetivo en todos sus niveles el desarrollo de la sensibilidad humana.  Si bien, en cada etapa, los objetivos van acordes al nivel psicomotriz e intelectivo del infante, adolescente o adulto y se desarrollan en cada etapa áreas afectivas, sensoriales y mentales.  A según la edad, el tratamiento, a según el tratamiento el  desarrollo. De ahí que resulte necesario en cada etapa de la educación en el arte tener presente los fines, los lenguajes y las herramientas que se pretenden poner en movimiento. En el caso de la enseñanza escénica se trabaja en las primeras etapas con asuntos inherentes a la identidad. Construir un referente es importante para sobre esa base constituir  toda la estructura.  Abrir preámbulos es dar las bases para la iniciación en  un lenguaje. Y  esta es un área que se descuida mucho en cuanto a nuestros niveles básicos de la educación en artes, y digo descuido, en el mejor de los casos. En otros hablamos de omisión. Creo que como sociedad y coincido con ello con otros creadores escénicos hemos descuidado la educación en las artes, poniéndole las más de las veces el membrete de  diversión llana y simple. O el de simple matar el tiempo. Cuando el educar y afinar los sentidos mediante el arte es un plus de mayor profundidad que la alegría momentánea.  En este sentido es de reconocer que quienes están buscando un desarrollo de la humanidad mediante los lenguajes escénicos, u otros del arte, son gente de una valía imprescindible  y necesaria para poder hacer  crecer en armonía y en sincronía todas nuestras posibilidades psíquicas, nuestras habilidades y nuestra capacidad de interpretación del mundo.   De ahí que me llame la atención el observar esfuerzos de cuenta cuentos, de los talleres del espectador y los eventos que buscan el trabajar e incidir de manera directa con la formación en artes. Uno de estos esfuerzos es el realizado por  el proyecto Cráneo. Un colectivo que realiza acciones concretas con infantes, buscando el desarrollo de una sensibilidad que les permita vivenciar el mundo y que esto sea en una sana convivencia entre padres e hijos. Metal Kids es un proyecto que busca la interacción de los pequeños con la plástica, la música del género Metal y el encuentro de los niños con el Teatro. Tres lenguajes del arte reunidos en un solo evento. Para ello se plantea, en el Zenttro Underground, la presentación de la obra de Teatro Ronroneando en el tejado y un concierto de bandas de Metal, mismo que será encabezado por TriAGor. Dicho evento tendrá verificativo este  sábado 5 de Julio a las 16:00 horas.

Llama la atención de manera positiva que  en el cartel de promoción se especifica que el acceso a la función será condicionado a la asistencia del adulto con un niño o en familia. Incluyéndose, en el pago del evento, 2 órdenes de tacos  dorados 2 aguas frescas y un cráneo para pintar. Todo en conjunto dimensiona de manera particular las posibilidades de un espectáculo y un acto formacional.