Balurdo

Ixca Farías y Zuno. Dos personajes a escena

Una de las funciones del teatro es la de servir de puente entre el pasado y el presente. El apoyar en la preservación y difusión de la memoria histórica de una región, o de una localidad  es uno de los méritos del fenómeno escénico. De ahí los esfuerzos de varios dramaturgos mexicano y latinoamericanos. En Jalisco algunos de los promotores de la memoria histórica lo son el doctor Efraín Franco quien dicho sea de paso se encuentra actualmente en la producción de radioteatros con temas de corte histórico. Otro de los dramaturgos locales que se encuentran realizando proyectos de difusión de la memoria histórica es Gabriel Bárcenas quien escribe “Ixca y Zuno. Una Amistad cifrada”. Una obra de teatro que será representada en el Museo Regional de Guadalajara y se  ofrecerá de manera gratuita a 50 espectadores todos los viernes (20:30 horas.) y sábados (19:00 horas.) de marzo. La obra es una producción Musarteti,es dirigida por Carmen Borrayo, y cuenta  con la participación de los actores Rafael Rosas,  Salvador Rodríguez Jiménez, Teresa Amor, María del Rocío Covarrubias Santos, Enrique Aldama, Oscar Villagrana, Celso Angúlo Hernández, y Adrián Martín. Participando en la puesta en escena los violinistas  Angélica Zataraín y Carmen Alejandra Franco. Una obra de retrospectivas socio-culturales del estado de Jalisco y en su especificidad de la “Perla Tapatía” en la cual se gesta nuestra alma mater; la hoy Benemérita Universidad de Guadalajara.   Centro Bohemio, de la “Revista Bandera de Provincias” y de las tertulias literarias y artísticas. Espacios físicos y virtuales en donde se reconformó toda una sociedad. Una obra donde se abordan las entretelas del movimiento vanguardista de la época revolucionaria y post revolucionaria. Mismas que dieran contexto a las búsquedas estéticas que hoy nos definen. Una obra que nos habla del choque  del pensamiento Liberal con el  Conservador. Una obra que nos lleva a vivenciar la Guadalajara y el Jalisco de los Panduro,los Levi, los Ulloa, los Leaño, los Álvarez del Castillo. La Guadalajara de  Agustín Yáñez, de Clemente Orozco y otros personajes de la política, la sociedad, la cultura y las Artes. Una obra que contextualiza, de una manera precisa y con una técnica dramática muy depurada,  la presencia del pintor Ixca Farías Orozco y José Guadalaupe Zuno en la ciudad capital del estado de Jalisco. Siendo Zuno una de las figuras centrales en la reconformación Guadalajara y Jalisco modernos.  Una de las figuras admiradas por el sector progresista pero también  odiada por el sector conservador que lo veía con recelo y resentimiento. Una obra que vale la pena verla en escena. Sobre todo por aquellos interesados en conocer algunos de los aspectos históricos y sociales de este estado de Jalisco. Y a quienes deseen acercarse a la obra de Zuno; la dramaturgia de Gabriel Bnas  es un buen referente y un buen mapa de exploración; siendo la obra de Zuno, una herencia literaria y artística que abarca la dramaturgia, el ensayo, narrativa, poesía, además del periodismo, la pintura, y el pensamiento político. Una figura que fue gobernador de Jalisco y como un detalle anecdótico; fue suegro del ex presidente Luis Echeverría Álvarez.  Vale la pena presenciar esta obra en donde Ixca y Zuno revisan su papel en la historia.