Balurdo

Ecos de la tierra suenan en honor a Maggy Bátiz


Ecos sonoros brotan/del seno de la tierra /sellando así el ritual,
/misterio de la vida. (Maggy Bátiz)


Iniciamos el año 2016 con el sabor de las ausencias e inicio esta columna con un epígrafe de la poetisa chiapaneca MaggyBátiz. Maggy quien falleció el miércoles 30 de Diciembre de 2015 y nos deja, con su partida, sin uno de los iconos de la literatura del Sur de Nuestro país. Una ausencia significativa. Mis condolencias a toda la familia Bátiz López, sus familiares y sus descendientes. Los cuales están en mi corazón.

En estos días de asueto he aprovechado para volver a ver la película de Miguel Sabido Santo Luzbel una de la joyas de la filmografía mexicana del llamado cine indígena, misma que fuera grabada en el año de 1996, y que resalta por ser una producción que en un 80 por ciento, aproximadamente, se desarrolla en lengua náhuatl. Una película obligada para quién desee conocer algunas de las características de un coloquio, un texto literario que aunque en esencia no se considera un género teatral. Sí podemos afirmar que es parateatral. El coloquio al basarse en el diálogo que se establece entre dos o más personajes es un instrumento de la comunicación que plantea un emisor y un receptor activos. En el ámbito de los textos que se teatralizaron con fines espirituales o místicos se cuentan los coloquios como instrumentos de catequización. Un espectáculo donde canto y la danza tienen predominancia a la par de los diálogos. Pero también en un acto simbólico, y de supervivencia cultural, se dio un sincretismo; una re-significación de los mitos cristianos con una visión indígena. De eso trata la película Santo Luzbel. Una dirección cinematográfica del dramaturgo Miguel Sabido. Una película que inicia cuando un grupo de indígenas buscan a una especialista de la escena dramática, para pedirle que los apoye en la labor de realizar una representación sacramental en donde el personaje principal es San Miguel y el personaje complementario es Luzbel. En una relación sol y luna. El arcángel como la representación solar y Luzbel como la luna. Dos fases en una misma naturaleza. Dos figuras indisolubles en la rueca de los tiempos.Una película que debiera de ser del interés de quién este iniciándose en las lides del teatro, y la escena, en todas sus variantes, también es un filme para quién busca ver las diferentes tipos de cultura. Un filme donde se enfrentan las posiciones ideológicas y las clases subalterna y retardataria, y en donde podemos observar la influencia de la clase hegemónica en el control de un pueblo. Una confrontación ideológica y cultural. Una obra cinematográfica que valdría la pena observar. Y lo más interesante lo puede usted hacer con su televisión analógica a manera de videoclub entre vecinos y amigos. Lo cual es una buena propuesta para estos días. Entre tanto les deseo un buen inicio de este año 2016 y que sea próspero.