Panóptico

Solidaridad sin educación

Hace 25 años, en el esplendor del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, se decía que la zona poniente de Monterrey era la consentida del entonces Presidente de la República.

Hasta se fundó un racimo de fraccionamientos que fueron bautizados con el nombre del programa insignia del sexenio y como sería una metrópoli dentro de otra, se le registró oficialmente como Ciudad Solidaridad.

El sexenio se terminó, estalló la crisis por el famoso error de diciembre de 1994 y todos los proyectos solidarios del salinismo quedaron en el olvido y Ciudad Solidaridad es hoy la tierra de las dos mentiras.

Hasta la fecha ningún gobierno le invierte en desarrollar infraestructura educativa en la zona, ni siquiera porque los traspatios de Cumbres ya se anexaron a García a través de Paseo de los Leones y Lincoln.

Si bien la Universidad Autónoma de Nuevo León puso su granito de arena con la unidad poniente de la Preparatoria Técnica Pablo Livas en el Barrio Acero de Ciudad Solidaridad, miles de egresados de secundaria ni siquiera se acercan a presentar el examen porque saben que no hay cupo.

Un poco más al oriente, en el Topo Chico, los terrenos de la antigua planta de basura fueron convertidos en espacios educativos: la preparatoria Emiliano Zapata y más recientemente la Universidad del mismo nombre. Son los hermanos del proyecto de educación inicial de los Cendi promovidos por Alberto Anaya al amparo de su amistad personal con el entonces presidente Carlos Salinas.

Pero tanto la prepa Pablo Livas como la Emiliano Zapata son oasis en el desierto de una zona de la ciudad echada al abandono. Miles de jóvenes se quedan cada año sin la oportunidad de seguir estudiando, pese a que los programas oficiales digan que hay oportunidades y otras becas de ocasión como los Tortibonos o la Cruzada contra el Hambre.

Además, cada ciudad sufre sus problemas: Ciudad San Pedro está muy preocupada sobre cómo acabará la telenovela de la torre Tanarah. A Ciudad Guadalupe le apura si el estadio de Rayados estará listo a tiempo. A Ciudad Monterrey le apura agilizar la vialidad con nuevos pasos viales como el de Garza Sada y Alfonso Reyes o el nuevo que se construye en Leones para los de Ciudad Cumbres. ¿A quién le importa la solidaridad?

javier.sepulveda@milenio.com