Panóptico

Promesas, mentiras y video

En febrero de 2014, durante su larga precampaña y siendo aún militante del PRI, el hoy gobernador lamentó, en una entrevista videograbada que circula en internet, lo que pasaba en la Secretaría de Educación de Nuevo León.

La Secretaría de Educación, más que parecer una secretaría que promueva la educación, es una fuente de empleo para los maestros de la Universidad Autónoma de Nuevo León; se volvió una Facultad (de la UANL) la Secretaría de Educación en el estado (...), expresó el entonces precandidato hace poco más de dos años.

Criticó en ese momento el que muchos profesionistas formados por la Máxima Casa de Estudios, de donde él también egresó, figuraban como funcionarios de primer nivel en la Secretaría de Educación.

En aquel tiempo, Jaime Rodríguez no se molestó en averiguar cómo era el mecanismo mediante el cual muchos de sus catedráticos figuraban no sólo en puestos de primer nivel en Educación, sino en muchas otras dependencias estatales.

La disposición girada por el entonces rector, Jesús Áncer Rodríguez, para quienes aceptaron cargos de primer nivel en la administración estatal, era muy simple y es la más común en estos casos.

La Universidad les concedía un permiso sin goce de sueldo que pasaba por el Consejo Universitario, con la garantía de que cuando concluyera su encargo en el servicio público, regresarían a la Máxima Casa de Estudios sin menoscabo de sus derechos laborales.

Hasta donde sabemos, Esthela Gutiérrez, actual secretaria de Educación, es una excelente investigadora con grado doctoral; no hay muchos con nivel 3 en Nuevo León, pero lo más correcto y sensato hubiera sido pedir una licencia en la UANL para aceptar el cargo en el Gabinete estatal.

Por lo visto Jaime Rodríguez no sólo olvidó lo que criticó en febrero de 2014, sino que además lo promovió de una manera revolucionada mediante el fomento del polichambismo, al no exigir tiempo exclusivo a los funcionarios de primer nivel de su equipo.

Lo peor es que la flamante funcionaria hizo mofa del Congreso del Estado al presumir que puede con dos cargos y además responderle al Conacyt como investigadora, mientras afuera había protestas estudiantiles.

Al final la titular de Educación salió, por seguridad, por la puerta de basura de la Torre Legislativa.


javier.sepulveda@milenio.com