Panóptico

Precandidatos y los jóvenes olvidados

Las precampañas de quienes buscan la candidatura a la gubernatura de Nuevo León parecen lentas, casi detenidas, debido a la crisis en Iguala, Guerrero.

Los 43 jóvenes normalistas desaparecidos desde el 26 de septiembre ya ocasionaron ayer la salida del gobernador Ángel Aguirre mediante una petición de licencia al cargo.

Ante ello, los asuntos políticos de Nuevo León, como los del resto del país, parecen un tema menor frente a este drama, que ya movió las conciencias de los estudiantes locales de la UDEM y la Universidad Autónoma de Nuevo León, así como de cientos de miles de personas en muchas ciudades del país y del mundo.

No es fácil hacerse notar cuando el foco de la opinión pública está en otra parte. Pese a ello, los precandidatos locales siguen tratando de figurar en el escenario ante los potenciales electores que acudirán a votar en junio de 2015.

Pero la problemática de Guerrero, si no es resuelta cuanto antes y de manera satisfactoria para la opinión pública, seguirá exaltando los ánimos de las nuevas generaciones, de esos miles que hoy estudian, trabajan o buscan empleo.

Es buen momento para replantear qué han hecho, qué están haciendo, pero sobre todo qué harán por los jóvenes quienes gobiernen el estado a partir del 4 octubre del año próximo.

En el sexenio de Natividad González Parás el Instituto Estatal de la Juventud fue una muestra de corrupción a pequeña escala. En su momento, evidencias graves de malos manejos administrativos le costaron el cargo a su directora.

En el actual gobierno de Rodrigo Medina su Gabinete está compuesto por muchos funcionarios de primer nivel que no rebasan los 40 años.

Y ante el cambio de gobierno que se avecina, entre los precandidatos a la gubernatura hay varios muy jóvenes: Ivonne Álvarez, Margarita Arellanes, Adrián de la Garza, Federico Vargas...

Si alguno llega, más vale que tengan proyecto para todas las generaciones, pero sobre todo para los jóvenes, para esa mayoría de la pirámide demográfica que hoy define elecciones.

Pero que también envejece lentamente esperando mejores oportunidades, en el mejor de los casos…

javier.sepulveda@milenio.com