Panóptico

Mondragón, sincero elogio a Nuevo León

En mayo de 2011, el entonces secretario del Ayuntamiento de Linares, Rubén Doria, fue levantado en la carretera Nacional en territorio de Montemorelos.

Doria fue liberado, pero otro funcionario de ese Ayuntamiento, Juan Lerma, no corrió con la misma suerte luego de ser secuestrado en enero de 2012.

Dos meses después, en marzo de 2012, el ex alcalde linarense Jesús Macías Treviño también fue secuestrado; días después fue rescatado y detenidos los delincuentes.

En agosto de 2010, quien era el alcalde de Santiago, Edelmiro Cavazos, fue sacado de su casa, torturado y asesinado por una banda del crimen organizado en la que militaban hasta sus policías municipales.

Este crimen dejó en claro las dimensiones de un problema grave de seguridad, con prácticamente todas las corporaciones infiltradas. La zona citrícola era el más claro ejemplo.

Al igual que estos funcionarios y políticos, muchos civiles, ciudadanos sin ningún cargo público, fueron secuestrados y lo peor, muchos no volvieron nunca. Su calidad es de desaparecidos.

Ayer estuvo en Nuevo León el comisionado nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, presidiendo la reunión de secretarios de Seguridad Pública de los 31 estados y del Distrito Federal.

El funcionario elogió a Nuevo León y al gobernador Rodrigo Medina, al ponerlos como ejemplo de lo que debe hacerse en el resto de los estados para combatir la inseguridad.

Ex secretario de Seguridad en el Distrito Federal con Marcelo Ebrard, Mondragón era el candidato de Andrés Manuel López Obrador y también de Enrique Peña Nieto para encabezar la Policía Federal. Queda claro que no se trata de un mero cebollazo entre integrantes de un mismo equipo.

Mondragón está enterado del modelo de Fuerza Civil y lo apoya con decisión, tal como lo hizo en su momento el ex presidente Felipe Calderón y lo hace hoy el presidente Enrique Peña Nieto.

Es un reconocimiento sin siglas partidistas para hacer crecer un modelo policiaco que demuestra ser efectivo y que aun concluido el presente sexenio estatal, le faltarán policías en sus filas.

Más allá de Rodrigo Medina, Fuerza Civil seguirá, pero el mérito del gobernador es la decisión de haberlo arrancado en su gobierno, mientras en otros estados siguen pensando que por caro, es imposible.

Más caro es el costo de los muertos, los secuestros y la barbarie…