Panóptico

El Bronco, seis meses, seis crisis

El gobierno de Jaime Rodríguez Calderón cumplirá el próximo lunes 4 de abril los primeros seis meses de gestión.

Una administración autodenominada independiente, se encuentra presa de los escándalos que enfrenta un mes sí y otro también. Con un Gabinete variopinto, compuesto por empresarios como Fernando Turner, Fernando Elizondo, abogados como Roberto Flores Treviño y Ernesto Canales Santos o profesionistas de los más diversos orígenes, como Luz Natalia Berrún, Esthela Gutiérrez y Manuel de la O Cavazos, todos o casi todos han metido en problemas al Bronco.

Sin entrar en profundidades, basta una sola frase o una sola palabra para pensar en los escándalos de un gobierno que llegó al poder con elevada votación y expectativas muy altas.

Para poner seis temas sobre la mesa en apenas seis meses de gobierno, son seis crisis que más de la mitad, siguen sin resolverse. Kia; Colchagate; Monterrey VI; masacre en el Topo Chico; deudas del procurador en Las Vegas y secretarios dobleteros no necesitan mayor contexto.

Los dos últimos temas puede decirse que se resolvieron (deudas del procurador y secretarios con doble sueldo) y quedarán en el olvido con buen control de daños, pero el resto de los temas siguen siendo parte de los asuntos que le duelen en la médula a un gobierno que ya agotó su luna de miel con los ciudadanos.

Ya pasaron casi seis meses, van seis problemas fuertes y cuatro de ellos siguen sin resolverse, porque en el caso de la masacre en el Topo Chico los juicios y las indagatorias siguen en curso.

Y como si faltaran problemas, el subprocurador Anticorrupción Ernesto Canales es el nuevo villano del Gabinete de Jaime Rodríguez.

Si el gobernador fuera entrenador de futbol, debería hacer cuanto antes los cambios necesarios para remontar los goles en contra.
Son apenas seis meses, van seis crisis y acaba de estallar la séptima.

No son 90 minutos, son seis años, pero igual se agotan rápido.


javier.sepulveda@milenio.com