Panóptico

Gasolina cara, ¿menos seguridad?

En los últimos 10 años se incrementó en más del triple el gasto del Gobierno Federal en la seguridad pública, que pasó de 50 mil 936 millones de pesos en 2006, a 163 mil 346 millones de pesos en este 2016 que está por concluir.

Estas cifras incluyen reparto a los diversos renglones de la seguridad pública, como la procuración de justicia (PGR), la impartición de Justicia (Consejo de la Judicatura Federal) y Policía (Policía Federal, Gendarmería), además del porcentaje destinado a los estados mediante diversos programas.

Este último renglón (Policía) recibió recursos por 27 mil 668 millones de pesos durante el año que concluye mañana, de los cuales se envía alrededor del 15 por ciento como apoyo federalizado a los estados, de acuerdo con factores como población y extensión territorial, mediante el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) y el Fortamun.

De acuerdo con los cálculos de la Dirección de Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados, tanto el Gobierno Federal como los estatales destinan un gran porcentaje de su presupuesto global a operar las tareas de seguridad pública.

De ese monto, se calcula que poco más del 87 por ciento se consume en gasto corriente como salarios de los policías, pensiones, papelería y equipos de cómputo, mientras que menos del 13 por ciento se destina a compra de uniformes, patrullas, armamento y pertrechos para los elementos.

Por eso Fernando Elizondo, coordinador ejecutivo del Gobierno de Nuevo León lanzó la alerta ayer tras el incremento a las gasolinas, al advertir que el mayor gasto de combustibles del Gobierno del Estado lo representan las patrullas de Fuerza Civil y Agencia Estatal de Investigaciones.

Lo que Elizondo quiso decir es que el inesperado incremento a la gasolina, que en Nuevo León se esperaba hasta junio, va a repercutir de manera negativa en la seguridad. Ojalá y Elizondo se equivoque, pero en todo caso, los más preocupados deberían ser el secretario de Seguridad y el procurador de Justicia.

javier.sepulveda@milenio.com