Panóptico

“Ganaron los ciudadanos…”

La cancelación del replaqueo fue una decisión costosa en lo inmediato, pero un acierto de propaganda política, ante los ahorros que implica para los ciudadanos.

La medida recaudatoria ya no se repetirá en el sexenio de Rodrigo Medina, porque el 2015 es un año electoral. El 2014 era la última oportunidad para aplicarla y ayer quedó cancelada por el resto de la presente administración estatal.

Se supone, de acuerdo al anuncio del propio titular del Ejecutivo, que la Secretaría de Hacienda compensará al gobierno de Nuevo León con el 70 por ciento de la recaudación calculada por concepto de replaqueo.

En los círculos de tomadores de decisiones, el anuncio hecho anoche por el gobernador era algo inminente y que debería darse en cualquier momento de la próxima semana, cuando comenzaran las negociaciones por el presupuesto estatal con un Congreso de mayoría panista.

Lo interesante es que el gobernador decidió muy a tiempo sacarle la vuelta a la calle sin salida que representaba irse de frente vetando la reforma a la Ley del Instituto de Control Vehicular que derogaba el replaqueo.

Si seguía ese camino, Rodrigo Medina cerraba también la puerta a cualquier negociación con la fracción del PAN, en donde su coordinador, Alfredo Rodríguez Dávila, ya afilaba el hacha para destazar a su antojo el paquete fiscal enviado por el Ejecutivo.

El escenario siguiente hubiera sido vetar el presupuesto modificado por la mayoría panista, lo que hubiera significado aplicar el mismo del presente año, que no contempla el replaqueo…

Es obvio que el gobernador calculó muy a tiempo la jugada del adversario y decidió no entrar la semana próxima en un escenario de perder-perder, con un Congreso en donde su partido tiene cada vez menos aliados.

Si bien Rodrigo Medina tuvo que salir a dar la cara para salvar el escollo, habría que preguntarse cuál es el destino de Édgar Romo, el coordinador de la fracción del PRI, quien cada vez cierra más puertas en el Poder Legislativo.

El más molesto: el tesorero Rodolfo Gómez Acosta, quien deberá acudir hoy a la Oficialía de Partes del Congreso a entregar un parche al paquete fiscal para omitir el replaqueo.

El más contento: Alfredo Rodríguez Dávila, quien desde anoche festejó el anuncio del gobernador con la frase “ganó el Congreso del Estado y ganaron los ciudadanos”.