Panóptico

Hay Fuerza Civil; faltó "Fuerza Social"

Mientras los gobiernos que encabezan Margarita Arellanes y Rodrigo Medina siguen gastando el tiempo y los recursos en una discusión sobre si los policías de Monterrey son piratas o no, sobre si están certificados o no, que si están inscritos en Plataforma México o no, que si tienen porte de armas o no, la comunidad exige cuentas, pero también vuelta a la página.

Tan fácil que es ponerse de acuerdo si de verificar expedientes y pasar lista se trata. Tan fácil que resulta hablar urbanamente y empatar los registros y reconocer lo que falta y lo que sobra.

Pero no. Se trata de estirar la liga, de dar el golpe político, de lograr el efecto mediático, de jugarse el poder, de medir fuerzas y estrategia en un asunto de interés público que deliberadamente ninguna de las partes aclara a satisfacción de la comunidad. Lástima.

Curiosamente, los jefes policiacos municipales llevan una relación cordial, coordinada y productiva con el secretario de Seguridad Pública estatal, Alfredo Flores Gómez.

Los operativos mancomunados de Fuerza Civil con las corporaciones municipales son exitosos, dan resultados en el combate a la criminalidad.

Aunque este mes no tanto. Estamos a punto de llegar a la mitad de marzo y se nota un incremento de casi el 100 por ciento en las ejecuciones derivadas del crimen organizado.

Y los muertos caen, invariablemente, en las zonas más pobres del área metropolitana; no son residentes de la colonia Del Valle, Las Misiones o Valle Alto.

Son de los barrios más pobres y uno de los sectores más castigados es la colonia Independencia, botón de muestra de lo que falta por hacer.

Pero igual duele en San Bernabé, en Pueblo Nuevo, en La Alianza, en San Gilberto, en Constituyentes de Querétaro, en San Pedro 400, en la López Mateos.

El tiempo de este sexenio ya se consumió construyendo una Policía robusta. Ya no les alcanzará para atender el desarrollo social, para responder a quienes no tienen hospitales ni universidades en 10 kilómetros a la redonda.

No habrá respuesta para los olvidados del sistema, los que ponen las tienditas, los sicarios, los consumidores, los desaparecidos y los muertos.

Bien por Fuerza Civil, pero el próximo sexenio estatal debe ser el de la Fuerza Social

javier.sepulveda@milenio.com