Antena

INE y partidos, a cuadrar cuentas

Las paradojas que nos presenta la vida política del país llegan, en ocasiones, a un grado en el que demuestran el desgaste y desaprobación que tienen los partidos políticos ante la sociedad.

La iniciativa privada tiene que desafiar, según su sector, diversos retos para hacer frente al entorno económico y poder continuar con su actividad: paga impuestos (ISR, IVA, entre otros), cuotas del IMSS e Infonavit, y algunos otros sectores hasta contraprestaciones en especie, pero lo hacen con un objetivo: cumplir con sus obligaciones y contribuir al erario.

En contraste, resulta que los partidos políticos —que tienen un monto de prerrogativas establecido por ley y que saben cuánto dinero van a recibir cada mes y al año— tienen adeudos con el SAT, Infonavit e IMSS, y esas obligaciones las cubren con dinero que proviene de las contribuciones que todos pagamos.

Resulta insólito que si anualmente reciben como prerrogativa una cantidad de dinero para gasto ordinario (manutención y actividades), no administren adecuadamente los recursos y ahora se hagan los sorprendidos o se deslinden.

En días pasados, el consejero Ciro Murayama, integrante de la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), dio a conocer los adeudos de los partidos, al cierre de 2015, en materia de ISR, IVA, contribuciones retenidas a los trabajadores y no entregadas al IMSS y al Infonavit, con base en la información contable de cada partido.

Es natural la reacción de rechazo y desmentidos de los partidos al darse a conocer esta información; por tal motivo, en aras de contar con transparencia en este tema, es necesario que tanto el INE como los partidos y las dependencias involucradas se sienten a revisar este tema y salir a dar una explicación a la ciudadanía; es lo mínimo que deben hacer.

Lo único cierto es que no se puede vivir del presupuesto y no pagar impuestos.

jogomez18@gmail.com