Antena

Por la reforma electoral

Con la jornada comicial de ayer en 14 entidades federativas se comienza a cerrar el círculo de este año electoral; resta el cómputo distrital y, en su caso, las impugnaciones que resuelva el Tribunal Electoral para que se dé fin a este despiadado proceso.

Las elecciones dejaron en evidencia que se requiere una nueva reforma electoral, así lo expresaron el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, y el presidente del Senado, Roberto Gil.

Y resulta obvio después de haber visto en los últimos meses una guerra sucia (videos, filtraciones, insultos) y la poca voluntad de partidos y candidatos por la rendición de cuentas, más de 52 por ciento.

Para darse una idea, el INE informó que los candidatos de partido ejercieron recursos públicos por 2 mil 233 millones de pesos, y 27.6 millones los candidatos independientes. Es dinero a justificar forzosamente.

Lo anterior es solo una muestra. En materia de radio y televisión, opinar sobre spots fue motivo de intervención hasta de la CNDH; ello se suma a una serie de eslabones que ha conformado una cadena inquisitoria que hace imposible organizar debates, entrevistas, notas informativas, transmitir libremente partidos de futbol o peleas de box, hasta el grado de monitorear los programas de revista.

Cualquier modalidad de programación de radio o tv ya ha sufrido de procedimientos sancionadores por presunta "adquisición indebida", pese a demostrar que no existe contrato, pago o prebenda alguna; en síntesis: se ha llegado a un grado extremo contra el ejercicio periodístico.

De ahí que el llamado hecho por los funcionarios citados debe servir para que PRI y PAN, de entrada, promuevan una reforma electoral que dé certeza, transparencia y respeto a la libertad.

jogomez18@gmail.com