Antena

¿Los partidos son intocables?

En el transcurso de una semana se presentaron tres hechos de sendos partidos políticos (Morena, PRD y PAN) que dan muestra de que el Instituto Nacional Electoral (INE) se encuentra capturado.

Ello ha obligado al INE a emprender acciones contra los comunicadores y los medios de comunicación (impresos o electrónicos), lo que de inmediato lleva a pensar en censura, cuando dicho Instituto tiene las facultades para rechazar por frivolidad cualquier queja.

De inicio, Morena logró que la Comisión de Quejas pidiera al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México que se abstuviera de solicitar, ordenar o contratar la difusión de cápsulas informativas en cualquier medio de comunicación; lo anterior fue por una entrevista concedida a Radio Centro, de la que derivó la elaboración de cápsulas que el medio deberá dejar de difundir por la veda electoral.

La misma comisión regresó a la Unidad Contenciosa el proyecto de resolución en el que se declaró improcedente la queja del PRD por las manifestaciones "críticas" de Laura Bozzo sobre dicho partido, publicadas en algunos diarios y difundidas en radio, y por el hecho de ser extranjera el partido pide que sea expulsada del país. Este asunto no es de naturaleza electoral y coarta la libertad de expresión de los extranjeros y de los medios.

Aunque ya se echó para atrás, el PAN cuestionó una nota informativa de su candidato a gobernador de Veracruz en la que se hacía mención de grabaciones telefónicas en las que intervenía; lo curioso del caso es que solo fue contra Televisa y su conductor Joaquín López-Dóriga, cuando otros medios también las difundieron.

A final de cuentas, ¿los partidos son intocables?, ¿qué hace falta para frenar su intolerancia?, o bien ¿el INE cuándo dirá alto?

jogomez18@gmail.com