Antena

El modelo… mata a radio y tv

Mientras no cambie el modelo "soviético" de comunicación político-electoral que tenemos, no será el primero ni el último caso en el que observemos que un periodista, locutor, comentarista, actriz o actor tenga que dejar su trabajo en una estación de radio o tv a cambio de una candidatura de elección popular.

En esta ocasión le corresponderá a Katia D´Artigues, conductora del programa 360, de la barra de opinión de Tv Azteca. Su último programa fue el pasado sábado 2 de abril.

A pesar de sus años en el periodismo; ahora, por criterios electorales restrictivos, tendrá que dejar la pantalla, porque eso representaría una ventaja frente a sus contendientes.

Si llega a salir en tv o radio será en los spots que le correspondan al PRD, si es que ese partido así lo decide. Es cierto, es una ausencia temporal, pero se afectan las libertades de trabajo y de expresión, y si vamos más allá, vulnera la libertad programática de una estación de radiodifusión.

Ya por este trago amargo han pasado Carmen Salinas, Cuauhtémoc Blanco, Alejandro Camacho y María Rojo, por citar algunos.

Algo debe traer el PRD —que optó por Katia D´Artigues ante el desaire de Denise Dresser— para la Asamblea Constituyente, ya que hasta a una ex Big Brother postula para alcaldesa de Ciudad Victoria... ¡y eso que el PRD critica al duopolio (sic)!

Cada quien se puede dedicar al empleo que desee —siempre y cuando sea lícito—, lo que no se vale es matar a la radio y la tv con argumentos legales que van contra la libertad de expresión y el derecho de las audiencias. ¿Hasta cuándo acabará este modelo "soviético"?

jogomez18@gmail.com