Antena

PRD ataca libertad de expresión

En las últimas semanas el Partido de la Revolución Democrática (PRD) emprendió acciones que atentan contra la libertad de expresión y muestran que desea una libertad a su manera. Pretende, mediante una acción de inconstitucionalidad, lograr dos cosas: un régimen de excepción y frenar la opinión de los periodistas o comentaristas al flexibilizar el ejercicio del derecho de réplica.

La Ley del Derecho de Réplica no pretende, en ninguno de sus 42 artículos, atentar contra la libertad de expresión, solo es un instrumento que otorga a las personas la posibilidad de lograr que se corrija la información inexacta o falsa que respecto de ellas se hubiere dado a conocer y pudiera afectarlas.

Será la Corte la que haga un estudio en abstracto de esa ley y emita su sentencia, a la luz del análisis integral de la Constitución y los derechos humanos, y no por prejuicios o tendencias partidistas.

Como si no bastara con ello, el PRD ha recurrido a la Corte Interamericana de Derechos Humanos a denunciar al Estado mexicano, en concreto al Instituto Nacional Electoral y al Tribunal Electoral, por considerar que este partido no debió utilizar la imagen de El Noticiero, ni de Joaquín López-Dóriga, en su spot de enero de 2015 (Tu voz en nuestra voz).

Así, el PRD pretende que este sea el año de las batallas jurídicas, en instancias judiciales nacionales e internacionales, para intentar crear un modelo de comunicación ad hoc a su estilo: ofensivo y autoritario, que no admite crítica alguna e intimida a los comunicadores.

Ante esas acciones, el Estado mexicano tiene que actuar, defendiendo la legalidad y razonando en cambiar el modelo de comunicación política en materia electoral.

jogomez18@gmail.com