Antena

Ley de Competencia

El pasado 11 de junio no solo fue una fecha importante para las telecomunicaciones en México, también lo fue en materia de competencia, pues además de crear el Instituto Federal de Telecomunicaciones y establecer una cantidad impresionante de reglas y disposiciones en la materia, se creó la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) como un órgano autónomo.

Un aspecto a resaltar es la falta de pronunciamientos o propuestas —por lo menos públicas— que giren en torno a la creación de la nueva ley en materia de competencia económica, o a las adecuaciones necesarias al marco jurídico vigente para la regulación de las nuevas disposiciones que en materia de competencia establece la reforma constitucional; pronunciamientos que sí se han dado en diversos foros, medios, e incluso mediante iniciativas, para el caso de la ley de radiodifusión y telecomunicaciones.

Es necesario regular las herramientas que la Constitución da a la CFCE, entre las que se encuentran: modificar estructuras de mercado oligopólicas o en las que existen operadores dominantes, claro está, ya no en telecomunicaciones ni radiodifusión. Igualmente se deberán legislar nuevos tipos penales además de las prácticas monopólicas absolutas, así como se deberá normar todo lo referente a su nueva estructura orgánica y funcional.

Los comisionados de la actual CFCE han señalado algunos aspectos que consideran necesarios para subsanar deficiencias de la legislación actual: corregir problemas estructurales de competencia a través del claro establecimiento de las facultades; fortalecer los procesos internos; hacer operable la separación de la investigación del proceso seguido en forma de juicio y eliminar ambigüedades sobre las facultades reglamentarias de la CFCE.

Si bien, en esencia, no se ve tan complejo el entramado jurídico en comparación a la ley convergente; no es menor la ley en materia de competencia económica, ya que existen otros sectores industriales donde el nuevo órgano autónomo tendrá que iniciar investigaciones o concluir casos; aunque hasta el día de hoy ha sido cauto.

No cabe duda que el periodo legislativo que se avecina en febrero será de nueva cuenta de grandes temas, al llegar el análisis y discusión de diversas leyes secundarias.

jogomez18@gmail.com