Antena

Ifetel al estilo "Peje" /y II

Para concluir con esta similitud de la forma de actuar del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) con la del PejeLópez Obrador, resulta que en su proceso de consulta sobre el must offer y must carry se inventa o crea a modo una definición de territorio nacional.

A su real entender, territorio nacional “es aquella extensión continental de los Estados Unidos Mexicanos conformada por la superposición de las zonas de cobertura del servicio público de radiodifusión, de acuerdo a los títulos correspondientes”.

¿Dónde queda el artículo 42 constitucional?

Existen leyes federales, como el Código Fiscal, que en su artículo 8 establece que “para los efectos fiscales se entenderá por México, país y territorio nacional lo que conforme a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos integra el territorio nacional….”; es decir, no se pretende reducir el territorio nacional solo a aquellas regiones pobladas donde se encuentren sujetos fiscalizables.

Cabe señalar que el espectro radioeléctrico, al situarse en el espacio aéreo, se encuentra a lo largo de todo el territorio nacional, no es un bien tangible que se disperse vía terrena.

El Ifetel debe tomar en cuenta el principio de “supremacía constitucional”, el cual implica que ningún acto de autoridad puede contravenir la ley fundamental. El Ifetel pretende justificar su interpretación de territorionacional en los derechos humanos, pero ¿qué acaso no es mayor violación a los derechos humanos el generar incertidumbre jurídica? Pues ahora pretende conceptualizar lo que es el territorio nacional, mañana ¿qué otra cosa?

Si de eso se trata, cualquier otra autoridad, asociación o ente puede concebir el territorio nacional como más le interese. En fin, este primer ensayo de consulta resultó una farsa.

Interferencias

Al cumplirse un año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto los retos por venir en el sector telecomunicaciones y radiodifusión son enormes: por un lado probar la efectividad de la reforma en la materia y por otro llevar a buen puerto las políticas de radio y tv digital. Sin perder de vista toda la estrategia anunciada hace unos días para la era digital.