Antena

¿Desconcierto electoral?

La Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (Cirt) hizo pública su preocupación por la incertidumbre en la que desarrollan su labor periodística ante decisiones de las autoridades electorales.

Llama la atención que solo uno de los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral(INE), Ciro Murayama, diera respuesta a las inquietudes de la Cirt en un artículo publicado el pasado sábado, lleno de imprecisiones y desconocimiento de lo que ha ocurrido en materia electoral en por lo menos los últimos siete años.

Basta ver unos ejemplos: en informes de labores, el tribunal fijó en 2009, y reiteró en 2011, una serie de premisas de cómo debería realizarse la difusión de esos; ahora, en 2015, cambia radicalmente sus criterios, mientras la disposición legal es exactamente la misma.

Como si se tratara de un acto burocrático, el consejero Murayama dice que la utilización de música en spots es un asunto del Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor), es cierto, ¿pero, no existe un principio de relación interinstitucional para comunicarse?, ¿no puede el INE mandar una consulta al Indautor?

Aún hay más: el caso de Joaquín López-Dóriga, que tuvo que litigar más de dos meses su inclusión indebida en un spot; o la renuncia de Carmen Salinas a una novela y a un comercial para poder ser candidata. Reconozco la trayectoria de Ciro Murayama, pero en esta ocasión pienso que lo asesoraron mal.

Reitero: el INE y el tribunal tienen que reflexionar, o el modelo de comunicación va a hacer agua.

Interferencias

El llamado caso Aristegui ha entrado en una etapa crucial en la que existe una línea muy delgada entre las normas de derecho privado (contrato) y de derecho público (libertad de expresión y derechos de las audiencias), por lo que la expectación es grande.

Al final de cuentas el Poder Judicial tendrá que cumplir su papel de intérprete de las normas, aunque todo indica que es un asunto entre particulares.

jogomez18@gmail.com