Antena

¿Artimañas electorales?

Hace ocho años fue implementado el modelo de comunicación política electoral que tenemos, y que prohíbe que partidos, candidatos y ciudadanos contraten en radio y televisión publicidad relacionada con la materia electoral, sea a favor o en contra.

Con el paso de los años, dicho modelo se agotó; los partidos y los candidatos ya encontraron cómo darle la vuelta, dejando en medio a la radio y a la televisión, que, en ocasiones, son sancionadas por "adquisición indebida" cuando no existe contrato o prueba alguna que demuestre que existe un común acuerdo por la transmisión de una entrevista, nota o mención.

Ahora, el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, alza la voz para decir que los dirigentes de PAN y de Morena están haciendo trampa al promocionar su imagen en los tiempos gratuitos a los que tienen derecho sus partidos.

Con ese señalamiento, el dirigente de PRI ha puesto el tema sobre la mesa: es necesario reformar y fijar límites para el uso de los tiempos gratuitos en favor de los partidos, y, sobre todo, regresar al financiamiento privado de spots, sujeto a una supervisión regulada para no volver a escuchar las viejas críticas, que decían que el dinero imperaba.

Es natural que surjan voces que digan que es un retroceso, pero lo que está en juego es la libertad de expresión, y para que realmente se pueda ejercer, no pueden existir regulaciones excesivas o criterios judiciales que la limiten o que infundan miedo a los medios sobre qué pueden o no hacer.

Hay tiempo para razonar y escuchar propuestas, sobre todo con la mirada puesta en 2018.

jogomez18@gmail.com