Desarrollos Orientados al Transporte

“La movilidad no es una cuestión

 de construir más vialidades o de

 hacerlas más anchas; se trata de

 ofrecerle a la mayoría de la gente

 sistemas adecuados y eficaces de

 transporte que les sirvan de la

mejor y más equitativa manera.

 Esto implica fomentar una transición

del uso del automóvil hacia trenes,

autobuses y bicicletas, atrayendo

cada vez a más peatones a

que caminen por banquetas bien

iluminadas.”

Ban Ki Moon

Secretario General de las Naciones Unidas

Los Desarrollos Orientados al Transporte (DOT) constituyen una emocionante, actual y generalizada tendencia mundial en la creación de comunidades vibrantes y compactas, habitables, caminables y transitables en torno sistemas de transporte de alta calidad. Los DOTs pueden ser comunidades autónomas, o una serie de pueblos articulados a lo largo de una línea de transporte como perlas de un collar. Los DOTs proponen que la integración del diseño de la comunidad vaya de la mano con la planificación del sistema de transporte.

En este contexto, una parada urbana debe ser mucho más que una banca para tres personas con parasol perdida en una esquina, cada parada debe ser tratada como una estación a la que puedas llegar con facilidad a pie, en bicicleta e incluso en auto, y debe tener espacios adecuados para poder dejar la bici a buen resguardo convirtiéndose así en una estación multimodal. Una estación de este tipo debe cubrir un radio de unos 500 metros, que es una distancia caminable en menos de 10 minutos y en las zonas suburbanas puede abarcar radios hasta de 5 ó 7 kilómetros que son distancias que se pueden recorrer fácilmente en bicicleta en 30 minutos, esto implica que las redes de ciclovías se diseñen teniendo como punto obligado las estaciones de manera que los ciclistas puedan llegar a ellas con seguridad desde su casa, dejarla estacionada y completar su trayecto en el autobús.

De manera natural en torno a estas estaciones se irá incrementando el comercio, la actividad económica y se irá densificando la vivienda y por su parte, las autoridades deberán priorizar en estas zonas el sembrado de escuelas, oficinas, clínicas y centros de todo tipo de manera que se estimule la creación de usos mixtos tan necesaria para crear comunidad y humanizar las ciudades y que actualmente nuestras normas erróneamente limitan e incluso inhiben.

Si bien llevamos décadas haciendo exactamente lo contrario, nunca es tarde para empezar a enderezar todos estos entuertos; por ejemplo: en lugar de querer pavimentar todas las calles de las muchas colonias marginadas, o asfaltar tramos aislados de estas, es preferible armar un gran bulevar con amplias banquetas, ciclovías y transporte público confinado que atraviese todas estas colonias y las integre con la ciudad a través de una red de movilidad.

En los Estados Unidos, donde un norteamericano maneja en promedio 4.5 horas al día, se observa un fenómeno interesante: hoy en día el 77% de la generación del milenio prefieren vivir en la ciudad que en los suburbios, por otra parte, de 1983 a la fecha se viene observando un marcado declive en el número de jóvenes con licencia para conducir en este país con una caída del orden del 9% en adultos de 20 a 34 años y de más del 20% en jóvenes menores de 20 años. En la tierra del automóvil los jóvenes ya no sueñan tanto en poseer uno.

Por nuestra parte es lamentable que, mientras en el mundo las ciudades se están moviendo en la dirección del Desarrollo Orientado al Transporte y en su transformación en comunidades vibrantes, compactas, habitables, caminables y transitables en torno sistemas de transporte de alta calidad, aquí en Guanajuato nuestras autoridades en todos los niveles, a pesar de haber hecho innumerables viajes a Curitiba, Bogotá, Medellín y Burdeos, siguen prestando oídos sordos a todos estos ejemplos y a las recomendaciones que venimos haciendo los Consejeros ciudadanos del Iplaneg y le siguen apostando a la movilidad en automóvil, al sembrado del equipamiento en las afueras de las zonas urbanas y dejando al final de la lista de prioridades la construcción y ampliación de las banquetas, la instalación de ciclovías y la mejora del transporte público.

Desde nuestra modesta trinchera seguiremos insistiendo sin desmayo para que, en un día que esperamos no esté muy lejano, todas estas propuestas caigan en tierra fértil y nos montemos en esta tendencia mundial cuyo resultado lógico y natural será el de mejorar la calidad de vida de los guanajuatenses.

*Presidente del Iplaneg

javier.hinojosa@me.com

Imagine KC light train video: https://www.youtube.com/watch?v=mkR0LO1kG6g