Decálogo de la construcción de vivienda

“No existe solución única

 para todos los desafíos que

 enfrentan nuestras ciudades

 o la crisis de vivienda,

 ambas cuestiones deben ser

 consideradas en conjunto.

Desde un punto de vista de

diseño y planificación urbana,

 la ciudad abierta y bien comunicada

 es un motor y potente paradigma

para la integración y la inclusión”.

Richard Rogers, Arquitecto y urbanista inglés

I. Construye dentro de la ciudad

El crecimiento desmesurado que han tenido las ciudades en los últimos años ha ocasionado un sinnúmero de efectos perversos en términos de costo de infraestructura, costos y tiempo en transporte, contaminación, desarticulación de las familias, inseguridad y desertificación por mencionar las menos.

Ante esto la SEDATU empieza a utilizar el término “Polígono de contención”, una línea en la periferia de cada ciudad más allá de la cual nadie podrá construir, poniendo por primera vez en la historia un límite al crecimiento de las ciudades y evitando la creciente ocupación de zonas agrícolas.

II. Densifica y compacta

Consecuencia del anterior, el vivir más cerca disminuye los costos de los servicios públicos, de infraestructura, así como los de movilidad.

Incrementando la densidad de 60 viviendas por hectárea actual a niveles deseables de más de 120 hará las ciudades más funcionales, sustentables y competitivas, en la medida en la que se construya hacia arriba se dispondrá de mayor espacio para la convivencia y el esparcimiento.

III. Subsidia suelo intraurbano

En lugar de que el Infonavit subsidie la infraestructura y el equipamiento como lo hace hasta ahora, (cosa que solo incentiva los desarrollos alejados en suelo barato), el apoyo a los desarrolladores debería canalizarse a hacer viables los proyectos en terrenos urbanos lo que ayudaría a cumplir con los primeros 2 mandamientos.

IV. Mezcla niveles sociales, servicios, comercio e industria ligera

Nada más desafortunado que la segregación que impera hoy en día en nuestras ciudades, en donde separamos a los ricos de los pobres, exacerbando la desigualdad, el comercio, la industria y los servicios inhibiendo la movilidad social, fomentando la inseguridad y obligando a recorrer grandes distancias.

Habrá que normar usos mixtos del suelo que permitan e incentiven esta sana y práctica mezcla de clases y servicios, en lugar de restringirlo a fines específicos como lo obligan las normas actuales.

V. Privilegia el transporte público y no motorizado sobre el automóvil

100 años de veneración a su majestad el automóvil debieran bastar para darnos cuenta del pernicioso efecto que esto ha llevado de la mano en términos de contaminación, desigualdad, estrés, congestionamientos, accidentes, enfermedades y cambio climático.

En el sitio http://itdp.mx/invertirparamovernos/ podemos ver con claridad el destino de los fondos federales para proyectos de movilidad urbana en las zonas metropolitanas del país del 2011 al 2013, donde se observa la exagerada desproporción de recursos para  pavimentaciones y vialidades a costa de infraestructura peatonal, ciclista, espacios públicos, y transporte colectivo (99.5% en León y 98% en Celaya). Si sumamos a esto el desmedido subsidio a la gasolina, caeremos en la cuenta de que en México la tarea redistributiva del gobierno va dirigida a dar más a quienes más tienen.

Privilegiar los sistemas de movilidad sustentable y transporte público es el camino hacia desarrollos de barrios y ciudades más humanas y equitativas.

VI. Abre las calles

Los clusters de vivienda, tan comunes en estos tiempos, crean el espejismo de seguridad cuando en realidad el efecto es contrario, los espacios compartidos donde la gente circula y se conoce propician mayor seguridad, adicionalmente los congestionamientos de tráfico se incrementan al quedar todas las vialidades del cluster cerradas a la circulación. Las calles deben ser abiertas y su diseño acorde con su uso e importancia, dejando amplias avenidas a lo largo de las cuales se incrementa la altura de los edificios, circula el transporte público y se asientan servicios, comercios, escuelas y oficinas, y por otra parte calles secundarias de menor movimiento y densidad.

VII. Construye espacios para la gente

Primero la gente y después lo demás, al revés no funciona, en las pocas ciudades del mundo en donde no han escatimado recursos para  invertir en parques, espacios públicos, banquetas anchas, áreas peatonales y parques lineales los resultados han sido espectaculares en la mejora de la calidad de vida y la activación económica por comercio y turismo.

VIII. Equipa los desarrollos

Construir solo casas debe ser cosa del pasado, es necesario dotarlos de espacios generosos para ubicar comercio, escuelas y servicios cerca de las avenidas principales y las estaciones de transporte público que permitan acceder a ellos caminando, en bici o en transporte público. Las áreas de donación deben ser religiosamente reservadas para el equipamiento en el corazón de los desarrollos y su trueque inaceptable.

IX. Educa para la convivencia

Muchos desarrollos han fracasado o se han degradado socialmente por no haber tenido un acompañamiento inicial de los futuros inquilinos que los prepare para convivir de manera armoniosa con los vecinos; sin otro interés que el de señalar que si se puede educar para la convivencia, es obligado mencionar el exitoso caso de Cañada del Real en las Joyas en León,  ejemplo de la aplicación de estos conceptos y del trabajo sociológico con los inquilinos.

X. Asegura el mantenimiento

Son pocos los inmuebles que se entregan con reglas claras y mecanismos legales que aseguren que el costeo del mantenimiento de fachadas y áreas públicas sea equitativamente distribuido so pena de poner en riesgo la tenencia de la propiedad.

En el Iplaneg nos proponemos trabajar de la mano con los actores principales: SEDATU, INFONAVIT, Canadevi, Bancos, Universidades, Centros de innovación, Clúster de vivienda, CMIC, Coveg, Implanes, etc. para encarar este reto monumental y romper los arraigados paradigmas a fin de transitar hacia formas de desarrollar vivienda en el estado que, siguiendo este decálogo de sentido común podamos construir ciudades humanas y familias felices.

Invertir para movernos: http://itdp.mx/invertirparamovernos/

Desarrollo Orientado al Transporte en 3 minutos: https://youtu.be/8IsU0RdgPCw

Ejemplo de vivienda vertical en Guanajuato: https://www.youtube.com/watch?v=S6kZ_wPm3co¿

javier.hinojosa@me.com

www.javierhinojosa.mx