Ekos

C5 + Mando Único, compromiso contra el crimen

Control, Comando, Cómputo, Comunicación y Calidad es el significado del C5, el nuevo gran cerebro de la seguridad pública en el Estado de México, inau-gurado apenas el viernes pasado por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y el Gobernador Eruviel Ávila Villegas. El compromiso de los gobiernos federal y estatal para luchar contra el crimen da un paso más con esta acción, que reviste una importancia estratégica y que es sin duda una gran noticia para los ciudadanos.

Con el C5 seremos capaces de actuar con oportunidad e información cuando se cometan delitos, pero inhibir y prevenirlos también es fundamental, por lo que este anuncio no es menor; cuando el estado se coordina, encuentra mejores herramientas para combatir al crimen.

Este espacio, ubicado en Toluca, integra en un gran cerebro a más de 10 mil cámaras instaladas en los municipios más poblados; la información proveniente de 25 arcos carreteros que reconocen las placas de los vehículos; el control de dispositivos GPS que tienen hoy 3 mil patrullas y el sistema de atención de llamadas de emergencia. Todo esto está unido en una red de fibra óptica de más de 265 kilómetros, además de tener la capacidad de uso de microondas para transmitir datos y video.

El videowall se compone de 504 pantallas de LED, la más grande de Latinoamérica, que permite que confluyan todos estos sistemas de inteligencia; además, se han incorporado cinco personas con discapacidad auditiva para trabajar como monitoristas, aprovechando la capacidad que tienen en estas tareas e impulsando así el empleo incluyente.

En el Estado de México, Eruviel Ávila siempre ha dado prioridad a los temas de seguridad, consciente de la preocupación de la gente. Por eso, la integración del Mando Único junto con el C5 forman parte de acciones que van en la dirección correcta, para que al final tengamos una reducción sensible de la incidencia delictiva, como prueba la disminución de 16% entre 2014 y 2015.

El día de hoy, la coordinación, eje fundamental del Mando Único, y la tecnología a través del C5, se suman para que más de 17 millones de mexiquenses seamos parte de una sociedad mejor protegida, en donde el Estado de Derecho y el imperio de la ley guíen el camino para avanzar en esta agenda, en donde la lucha permanente requiere la activa participación de todos. De hecho, al C5 podrán incorporarse empresas que deseen sin costo alguno subir sus redes de video-vigilancia al sistema, fortaleciendo aún más el papel fundamental de este espacio.

Los 402 millones de pesos invertidos por el gobierno federal en el edificio del C5 se suman así a los 6 mil 900 millones de pesos que fueron invertidos en el sistema de video-vigilancia. Nunca antes, entonces, habíamos enfrentado con tanta coordinación y con tantos recursos un problema que nos lastima a todos; de esta manera, es previsible que muy pronto los resultados se conviertan en tranquilidad para todos los mexiquenses.