Entretelones

Vestidos y alborotados

Tres son los personajes que mantienen sus agendas públicas a tope para promover sus acciones e intenciones de cara a la elección de gobernador de junio de 2016, los dos senadores por Hidalgo, David Penchyna Grub y Omar Fayad Meneses están más encauzados que el resto de los aspirantes priistas a encabezar la candidatura a la gubernatura, en una competencia que parece legitima por el nivel de ambos en la esfera pública nacional y local.

Con el pretexto de su tercer informe de actividades legislativas los senadores de la República, destinan gran parte de su tiempo y dinero para promover sus acciones y entregar sus gestiones; por un lado Omar Fayad, político con una amplia trayectoria, continúa con un manejo casi magistral de su imagen pública que lo mantienen como de los pocos personajes que donde quiera que pone un píe llama la atención de la ciudadanía con su disposición y carisma, ya sean niños, mujeres, personas de la tercera edad, su muy peculiar personalidad y los vínculos que tiene con el mundo de la farándula provocan que la gente lo observe detenidamente, se decida a acercársele para saludarlo y tomarse una fotografía, todo ello confirma los resultados de las primeras encuestas que lo puntean como el más conocido y de quien la mayoría tiene una opinión “buena”.

En tanto, David Penchyna Grub distinguido por su temple serio e institucional y una imagen más protocolaria, en sus últimos discursos se promociona como un hombre cercano a las causas de la gente, un amigo de la ciudadanía e igual a ellos, reconociéndolos como sus verdaderos jefes, atiende a cada una de las personas que a diferencia de una foto le entrega peticiones; sus eventos lucen mucho más pulcros y organizados; sin embargo pese al mensaje, la ciudadanía sigue percibiéndolo como un político sobrio y formal con el que tienen que guardar mesura.

Para ambos legisladores federales estas dos escenas no describen ni significan en lo absoluto sus fortalezas y debilidades, ni mucho menos su idoneidad para gobernar la entidad, cada uno tiene un trabajo que habla por sí solo, son parte de un mismo partido del que han emanado los gobernantes de Hidalgo cuyas acciones y decisiones las vivimos día a día, aún cuando usted haya decidido en su momento no votar por ellos o en su caso abstenerse de emitir su sufragio.

Sin embargo la competencia entre ambos es tal que quizá sea eso entonces, lo que pudiera servir de argumento para quienes tomarán las decisiones y definan la candidatura para dejarlos fuera de la carrera por “adelantados” y postular a alguien mucho más mesurado, menos expuesto a la opinión pública y que deje a los dos senadores “vestidos y alborotados”.

Y cabe aquí también la pregunta para las instituciones electorales y que más de uno de los medios de comunicación les ha cuestionado ¿No significan, en los dos casos, actos anticipados de campaña o en su caso precampaña?

Parece que no, pues a esta competencia se unirá el ex senador del PRD, José Guadarrama Márquez, quien anunció el pasado jueves que les hará segunda a sus ex compañeros del tricolor para construir, dice, un bloque opositor; para ello comenzará una intensa gira en todos los rincones del estado y como buen militante, hasta el momento el perredista mantiene reservada la declaración abierta de su intención por encabezar la candidatura de la oposición que busca concretar la transición tras 80 años del PRI en el poder, con su “silencio” intenta evitar “fracturas” en su partido, o bien para que no se le noten las inmensas ganas de protagonizar el máximo papel de su trayectoria política, que se la ha negado más de una vez.

 

@JanetBaS